Ángel Santiesteban-Prats y Danilo Maldonado Machado Foto © Facebook/ Ángel Santiesteban-Prats/ El Sexto

Ángel Santiesteban defiende a Rodiles: “Con personajes como El Sexto, la policía política ya puede tomarse sus vacaciones”

Este artículo es de hace 2 años

El reconocido escritor cubano Ángel Santiesteban-Prats criticó esta semana al grafitero Danilo Maldonado (El Sexto) y calificó sus declaraciones contra el líder opositor Antonio Rodiles como “una sarta de tonterías” incoherentes.

“Finalmente he escuchado el video de El Sexto y me ha dado pena ajena por sus chusmerías e incoherencias. Una sarta de tonterías que quien lo conoce sospecha lo que hay detrás…”, escribió en sus redes sociales este sábado el autor de Dichosos los que lloran.

Santiesteban-Prats desmintió la anécdota divulgada por Maldonado en la que aseguraba que, cuando fue apresado por la Seguridad del Estado en Cuba, su madre no recibió el apoyo de Rodiles (coordinador del proyecto Estado de SATS).

“Es una vergüenza que use a su a madre en asuntos en los que debiera respetarla y mantenerla al margen (…) Es una pena que fuera yo quien manejara el auto de los padres de Rodiles donde se corrían todos los trámites de El Sexto mientras se encontraba preso”, expresó.

El escritor afirmó que la madre de Antonio Rodiles llamó a la madre de El Sexto y le hizo saber de “las mentiras que su hijo estaba divulgando”. “La madre le hizo saber a Gladys que no tenía la menor idea de el por qué su hijo decía esas falsedades, y patentizó lo agradecida que le estaba a su familia, pues Antonio siempre estaba cerca para ayudarla, día a día”.

“Con personajes como él, la policía política ya puede tomarse sus vacaciones. El mejor consejo es mantenerlo distante. No hay garantías de que luego nos pague con la misma moneda”, sostuvo.

Hace alrededor de una semana, Maldonado arremetió contra Rodiles por haber lamentado que varios proyectos opositores desde la Isla se vieran ninguneados en espacios mediáticos y de debate, y se le diera prioridad únicamente al plebiscito impulsado por la joven activista Rosa María Payá (Cuba Decide).

"Cuando murió el dictador tú te ibas de Cuba. El día que falleció Fidel Castro, mi mamá fue a tu casa y te dijo que estaba preso cuando estabas saliendo de tu casa con unas maletas. Le dijiste que yo había incumplido órdenes y que no debería haber hecho eso. Es decir, la misma respuesta que yo recibí de la Seguridad del Estado", aseguró el grafitero.

El Sexto acusó al coordinador del Estado de SATS de llevar a cabo un intento de agresión y sembrar "discordia". "Cuando había que salir a la calle no saliste. Guardaste luto como lo hizo la Seguridad del Estado", declaró el activista.

Maldonado no es el único en desacuerdo con las declaraciones de Rodiles. La activista Liu Santiesteban y el escritor Orlando Luis Pardo Lazo son algunas de las voces que han afirmado disentir con esa postura.

Pardo Lazo incluso insinuó que Rodiles podría estar colaborando con la Seguridad del Estado. “Sus razones sólo Dios y el Estado cubano las saben. ¿Ansias de protagonismo, machismo y misoginia personal, miseria materialista de alma, cumplir órdenes expresas del G-2?”

A continuación, reproducimos la publicación íntegra de Ángel Santiesteban-Prats, publicada el sábado en Facebook:

Cuando la deslealtad y la locura se combinan

¿Qué le ofrecieron para que asumiera un papel tan infame y mal agradecido? ¿Qué persona pudo convencerlo para que se adjudicara tal rol desvergonzado? ¿Quién se esconde detrás de tan aborrecibles patrañas? Aquí El Sexto no es quien preocupa, sino el fantasma que crea estos embustes y se oculta detrás. Realmente, defensores como él lo que hacen es hundir la plataforma que defiende y delatar el ardid de una campaña política rastrera y desesperada para ultrajar la imagen de Rodiles. ¿Quién se beneficia con ello?

Hace unas horas la madre de Antonio Rodiles llamó a la madre de El Sexto, le dijo las mentiras que su hijo estaba divulgando. La madre le hizo saber a Gladys que no tenía la menor idea de el por qué su hijo decía esas falsedades, y patentizó lo agradecida que le estaba a su familia, pues Antonio siempre estaba cerca para ayudarla, día a día.

Cuando Rodiles nació la piscina ya estaba allí. Pregúntenle a cualquier disidente o a la misma S.E., cuándo se ha llenado. Para bañarse hay que bajar a la costa. Todo el que vaya a casa de Antonio puede apreciar en las precarias condiciones que está su vivienda. Espacio que si ha servido de algo, ha sido para proteger a los disidentes como el propio Sexto.

Es una pena que fuera yo quien manejara el auto de los padres de Rodiles donde se corrían todos los trámites de El Sexto mientras se encontraba preso. Con Lía fui a la fiscalía de Arroyo Arenas, fuimos en diversas ocasiones a ver la abogada que supuestamente debía defenderlo pero que, desgraciadamente, tenía mucho miedo y estaba siendo manipulada. Diariamente íbamos a casa de su madre, varios, incluyendo Antonio y Ailer, nos sentábamos a conversar con la madre y el abuelo. Cuántas veces tuve que sacar a su abuela de Santa Rita antes que comenzara el Todos Marchamos, donde se exigía su liberación. En ocasiones llevamos a la madre de El Sexto a la prisión de Valle Grande.

Es tan bajo que diga que Antonio fingió el golpe en la nariz. Eso es inadmisible. Si la política de la oposición ofrece estas bajezas, hemos caído en la era de la oposición desvergonzada. Con personajes como él, la policía política ya puede tomarse sus vacaciones. El mejor consejo es mantenerlo distante. No hay garantías de que luego nos pague con la misma moneda. No ofrece ninguna garantía de lealtad a ninguna de las partes que persigan la caída de la dictadura. Es un peligro vivo que se muere de envidia, de lo que precisamente, a Rodiles le avergüenza.

Este artículo es de hace 2 años

Archivado en:

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985