El Estado intervendrá en el gobierno de La Habana por orden de Raúl Castro

Díaz-Canel asegura que lo hará porque los problemas de la capital cubana sobrepasan los recursos que tiene el gobierno provincial.

Bruno Rodríguez, López Acea, Bruno Rodrígez, Raúl Castro y su nieto y guardaespaldas. Foto © Granma

Este artículo es de hace 3 años

El gobierno provincial de La Habana tendrá que aceptar que el Consejo de Ministros y las instituciones centrales intervengan en La Habana por orden de Raúl Castro. Así lo ha asegurado el presidente cubano Miguel Díaz-Canel en una reunión celebrada en la capital cubana para coordinar las mejoras que se quieren acometer en este territorio con motivo del 500 aniversario de la fundación de la ciudad.

Raúl Castro, según explicó Díaz-Canel, ha definido a La Habana como "una prioridad" y lleva tiempo insistiendo en que tiene que haber "un plan de Gobierno para revertir la situación de la capital" de la Isla.

En opinión del exmandatario cubano, los problemas de La Habana son tantos y acumulados desde hace tanto tiempo que "sobrepasan los esfuerzos que pueden hacer el gobierno, el partido y las instituciones provinciales". De ahí que el territorio tenga que ser atendido por la Administración central del Estado.

Este tipo de interferencia no ha causado revuelo en Cuba. Sin embargo, algo similar (salvando las distancias) hizo el gobierno español con Cataluña, al aplicar el artículo 155 de la Constitución, tras la declaración unilateral de independencia del president Carles Puigdemont, y miles de catalanes salieron a protestar a las calles en contra de la excepcional injerencia del Estado.

Mercedes López Acea, la primera secretaria del Partido Comunista en La Habana, asistió a la reunión en la que Díaz-Canel avanzó su intención de intervenir en La Habana para resolver, por ejemplo, temas tan candentes como la recogida de basura.

En la provincia sólo funcionan 40 de los 92 camiones de basura que necesita la capital para mantenerse limpia. Hay que sumar además, los baches en las calles, la escasez de agua, los apagones, las carencias del transporte público o el encarecimiento del nivel de vida.

El talón de Aquiles de la capital cubana es la vivienda. Del déficit de 800.000 casas que tenía la Isla en 2017 (antes del paso del huracán Irma) La Habana se lleva la peor parte. En la capital faltan al menos 206.000.

Reproducirmos el vídeo con la declaración de Díaz-Canel sobre la intervención del Estado en La Habana (a partir del minuto 5:30).

Este artículo es de hace 3 años

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar?
Escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba


Esta Web utiliza cookies propias y de terceros, para mejorar la experiencia de usuario, recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad y mostrar publicidad adaptada a sus intereses.

Más información sobre nuestra política de privacidad.