El Mundial que yo veo: Vallenato, café y goles

A Colombia, que ya tuvo su viacrucis mundialista en el 94, le tocó debutar por la puerta del fondo en la cita de Rusia.

Facebook/ Fifa World Cup
Partido Polonia vs Colombia Foto © Facebook/ Fifa World Cup

Este artículo es de hace 3 años

Cada cual entiende el fútbol –y el Mundial- como le viene en ganas. Es un derecho que nos asiste a todos. Esta columna sintetiza mis impresiones de cada jornada en la fiesta mayor del deporte más hermoso del mundo.

La jornada

A Colombia, que ya tuvo su viacrucis mundialista en el 94, le tocó debutar por la puerta del fondo en la cita de Rusia. Empezó ante Japón, un adversario presumiblemente masticable, y el partido se le enredó con la prematura expulsión de Carlos Sánchez. El equipo remó a contracorriente, pero al final se ahogó: cuando juegas con un hombre menos, 86 minutos son terriblemente largos.

Así que Colombia salió hoy al césped de Kazán acechada por los fantasmas trágicos de aquella Copa que puso en ridículo al país. Precompetencia, se suponía que el sorteo había sido benévolo al aparejarla con un trío de selecciones asequibles. No obstante, el resultado del estreno insinuaba la posibilidad de un nuevo varapalo, y para recordarlo permanentemente estaban en las gradas René Higuita y el Pibe Valderrama.

Horror. No podía suceder otra vez. Esta generación tan peleadora y talentosa (Cuadrado, Falcao, James...) no merecía correr una suerte así de oscura, de modo que en el choque de ganar o morir sería necesario someter al contrario que fuera. En este caso, el octavo de la clasificación de la FIFA, Polonia.

Lo que ocurre es que el ranking balompédico es más engañoso que los cantos de sirenas, y los polacos andan a meses-luz de parecerse a sus predecesores de los años setenta. Vagan sin brújula ni tino, pegan de vez en vez, aburren. Habría sido la gran injusticia que dejaran sin opciones a los cafeteros de Pekerman.

Por fortuna, al final hubo goleada y vallenato. Ahora a preparar el asalto a Senegal.

El gol 

El de Falcao, con un golpe sutil del empeine derecho.

El equipo 

Cuando se trata de jugar bonito, Colombia siempre tiene cosas que decir.

La individualidad 

Juan Guillermo Cuadrado consumó un choque redondo, gol incluido.

El fiasco

¿Polonia cabeza de grupo? ¿En serio?

Archivado en:

Artículo de opinión: Las declaraciones y opiniones expresadas en este artículo son de exclusiva responsabilidad de su autor y no representan necesariamente el punto de vista de CiberCuba.


¿Tienes algo que reportar?
Escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

Michel Contreras

Periodista de CiberCuba, especializado en béisbol, fútbol y ajedrez.

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba