Ivanka Trump anuncia el cierre de su marca de ropa

El proceso de cierre se ha puesto inmediatamente en marcha: no se renovarán contratos y los empleados abandonarán sus puestos de trabajo en las próximas semanas.

Flickr/Usa.gov
Ivanka Trump Foto © Flickr/Usa.gov

Este artículo es de hace 4 años

A través de un representante, la hija mayor del presidente de Estados Unidos, Ivanka Trump, ha dado a conocer este martes la decisión de cerrar su línea de moda para concentrar sus energías en su trabajo para la Casa Blanca, tras un año de mucha polémica por un posible conflicto de intereses.

"Después de diecisiete meses y sin un plazo para su regreso, Ivanka tomó la difícil decisión de ser justa con los socios de la marca y sus empleados. El negocio debe descontinuarse", dijo un representante de la línea de moda en un comunicado.

El proceso de cierre se ha puesto inmediatamente en marcha; No se renovarán los contratos laborales y los empleados abandonarán sus puestos de trabajo en las próximas semanas.

Ivanka Trump, por su parte, en un correo electrónico a CNBC ha explicado que Cuando comenzó con esta marca, "nadie podía haber predicho el éxito que alcanzaríamos. Después de 17 meses en Washington, no sé cuándo volveré o si volveré alguna vez al negocio, pero sí sé que mi enfoque para el futuro previsible será el trabajo que estoy haciendo aquí en Washington, por lo que tomar esta decisión ahora es solo un resultado justo para mi equipo y socios".

La compañía en el último año también había sido atacada por expertos en ética del gobierno, Neil Saunders (director general de GlobalData Retail) ha dicho que "Las opiniones sobre la marca se han polarizado mucho y se ha convertido en un pararrayos para protestas y boicots".

La empresa de Ivanka Trump está ubicada en la Torre Trump de Nueva York aunque la producción de toda la ropa, zapatos y bolsos se realizaba en el extranjero, en países como China e Indonesia.

Ese justamente fue uno de los factores que generó fuertes críticas, teniendo en cuenta que el presidente Donald Trump ha hecho de la defensa de puestos de trabajo estadounidenses una de las bases de su discurso político.

A comienzos de 2017, empresas minoristas como Nordstrom Inc., Sears Holdings Corp y Kmart eliminaron o redujeron la variedad de productos de la marca Trump, aunque atribuyeron esas decisiones a malas ventas y no argumentaron motivos políticos.

Mientras tanto, en las redes sociales muchos consideran que el boicot a las ventas ha sido la verdadera causa de que la hija favorita de Donald Trump haya tenido que echar el cierre a su empresa, al menos de momento. 

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar?
Escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689


Comentarios

Últimos vídeos:

Siguiente artículo: