El cubano Ariel Gandulla Foto © YouTube/screenshot

Aún hay un cubano prófugo en el caso de asesinato en Miami vinculado al empresario Manuel Marín

Esta noticia es de hace 2 años

Ariel Gandulla, un luchador de artes marciales mixtas, es el único de los cuatro cubanos acusados por el asesinato en 2011 de un empresario en Miami que permanece prófugo de la justicia, luego de que ayer fuera detenido en España Manuel Marín, pieza clave en el entramado.

Gandulla reside "abiertamente" en Vancouver (Canadá), destaca hoy la agencia Efe, debido a que su extradición a EE.UU. es compleja por tratarse de un ciudadano cubano.

Según la acusación, Manuel Marín se confabuló con Gandulla, Alexis Vila Perdomo, medallista en lucha libre en los Juegos Olímpicos de Atlanta (1996) y con el entrenador y promotor Roberto Isaac, para asesinar a Camilo Salazar, amante de la mujer de Marín.

La Fiscalía estatal de Miami Dade ha confirmado este jueves que Marín "está en custodia en España y que hay en efecto un proceso de extradición".

El empresario de 64 años ―cofundador la cadena de supermercados Presidente― iba a entrar en la embajada de Estados Unidos en Madrid cuando policías españoles detectaron que estaba nervioso y lo interceptaron.

Al chequear sus documentos encontraron que era buscado por el crimen de Camilo Salazar (43 años), que fue asesinado en junio de 2011 por su romance con su exnovia Jenny Marín, aunque hasta abril de 2018  no han sido imputados formalmente los cuatro responsables.

Marín, al igual que Gandulla e Isaac, fue acusado de secuestro, asesinato y conspiración para secuestrar y asesinar. En el caso de Vila, la acusación ha sido por homicidio en segundo grado (no premeditado y sin alevosía).

La policía detuvo en abril a Vila e Isaac, que se declararon inocentes cuando fueron presentados ante la justicia, y que se encuentran presos sin fianza.

En el caso de Gandulla, un mes después de la acusación, se conoció que vivía en Vancouver con su esposa e hijos.

Un medio canadiense destaca que la evidencia del teléfono celular detallada en la orden de arresto, muestra que Gandulla estuvo en constante comunicación con Marín y con los otros sospechosos el día en que Salazar fue secuestrado. A ello se suma que los registros telefónicos indicaron su ubicación a las torres celulares cercanas a la casa de la víctima. Además, la huella digital de Gandulla también se encontró en la camioneta de Salazar.

El diario Vancouver Sun señaló en mayo de este año que la Fiscalía de EE.UU. sabía de la presencia de Ariel Gandulla en esa ciudad del suroeste de Canadá, país al que llegó en 2012, y donde él y su familia han tratado de hacerse ciudadanos desde 2014.

Ariel Gandulla y su esposa Kelly Giraldo, dueña de una peluquería Burnaby. La pareja y sus tres hijos llegaron a Canadá en junio de 2012. Han estado viviendo en Lower Mainland. (Fuente: Facebook citada por Vancouver Sun)

En el caso de Marín, medios de prensa en Miami desde el primer momento señalaron a España como destino probable del empresario de origen cubano.

Aunque uno de los empleados de Marín dijo a la policía que lo llevó al aeropuerto para tomar un vuelo con destino a Francia, una llamada telefónica que realizó a su esposa dio indicaciones a la policía sobre su paradero.

En los últimos meses, algunos medios indicaron que, estando prófugo, Marín se reunió con su hijo Yaddiel, propietario de varios restaurantes en Miami, en un centro turístico de Cuba.

La cadena de supermercados Presidente cuenta con unos 30 establecimientos y unas ventas calculadas en 700 millones de dólares (2014). En abril pasado, cuando fue acusado el fundador del negocio, una portavoz de la empresa dijo que Marín ya no tenía nada que ver con la gestión empresarial de la cadena.

Camilo Salazar fue visto vivo por última vez el 1 de junio de 2011, cuando llevó a su hijo recién nacido a la oficina de su esposa. Después de eso desapareció y no respondió a las llamadas de su teléfono. Su automóvil fue hallado estacionado muy cerca de la oficina. Había sido quemado y golpeado por sus asesinos, quienes abandonaron su cuerpo en un paraje rural en las afueras de Miami.

Salazar mantenía un romance extramatrimonial con Jenny Marín, una antigua novia que en 2011 estaba casada con Manuel Marín, cofundador y entonces vicepresidente de Presidente Supermarkets.

Esta noticia es de hace 2 años

Archivado en:

Playlist de videos en CiberCuba

Comentarios


¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985