Calles inundadas de agua de lluvia por el paso del huracán Florence en Wilmington, Carolina del Norte. Foto © REUTERS/ Roselle Chen

El huracán Florence se debilita, pero deja "catastróficas inundaciones"

Este artículo es de hace 2 años

El huracán Florence, que tocó hoy tierra en Carolina del Norte, en la costa sureste de Estados Unidos, avanza lentamente dejando "catastróficas inundaciones de agua dulce" en partes de las Carolinas, aunque continúa perdiendo fuerza.

Florence, de categoría 1, se ha debilitado, según el reporte del Centro Nacional de Huracanes (NHC).

El organismo indicó en su boletín de las 11.00 hora local que el fenómeno presenta vientos máximos sostenidos de 80 millas por hora, con un lento desplazamiento hacia el oeste-suroeste a 3 millas por hora.

A esa hora a 20 millas se ubicaba exactamente al suroeste de la localidad de Wilmington, en Carolina del Norte, y a 55 millas al este-noreste de Myrtle Beach, en Carolina del Sur.

El ojo del huracán estuvo bamboleándose en su avance hacia el suroeste, cerca de la costa sureste de Carolina del Norte, de acuerdo a los datos suministrados por un radar Doppler de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA) del país.

Florence tocó tierra acompañado de intensas lluvias, inundaciones y marejada ciclónica. Debe irse debilitando según vaya adentrándose en el país.

Para el sábado se espera que sea una tormenta tropical, y el domingo, una depresión tropical, debido a su choque con los montes Apalaches.

Los niveles de agua continúan subiendo en sectores costeros de Carolina del Norte, donde ha desbordado ríos, inundado casas y obligado al rescate de centenares de personas atrapadas.

Los meteorólogos del NHC habían alertado que las intensas precipitaciones "producirán catastróficas inundaciones repentinas y desbordamiento del agua de los ríos".

Se espera que dichas inundaciones, que han anegado las zonas costeras de ciudades del litoral atlántico, empeoren con el paso de las horas y la subida cíclica de la marea.

Florence tocó tierra a las 07.15 hora local (11.15 GMT) en Wrightsville Beach, en Carolina del Norte. Los vientos huracanados se extienden hasta 130 kilómetros en torno a su ojo.

A pesar de que su furia fue menor de lo esperado para un evento que alcanzó la categoría 4 hace dos días, el peligro principal radica en las inundaciones, tanto de agua dulce como salada.

Las marejadas causarán que áreas cercanas a la costa normalmente secas "se inunden por un aumento del nivel" del mar, que podría alcanzar entre 7 y 11 pies desde Cabo Fear, Carolina del Norte, a Cabo Lookout, incluidos Neuse, Pamlico y Pungo.

La situación podría agravarse hacia el mediodía (16.00 GMT) de hoy, cuando la marea alcance la pleamar. Hasta el momento Florence ha generado una marea ciclónica en la costa sureste del país de 3,3 metros de altura.

En este momento, los avisos de huracán han cambiado a alerta de tormenta tropical desde Duck, Carolina del Norte, hacia el sur hasta la ensenada de Bogue, incluido Albermarle Sound.

Continúa el aviso de huracán desde South Santee River, Carolina del Sur, hasta la ensenada de Bogue, Carolina del Norte, y en fase de vigilancia desde Edisto Beach, Carolina del Sur, a South Santee River.

Su posible trayectoria estima que el centro de Florence se mueva tierra adentro hoy y el sábado por el extremo sur de Carolina del Norte y el extremo este de Carolina del Sur.

Su debilitamiento será mucho más "significativo" el fin de semana y principios de la próxima.

Se espera que Florence produzca acumulaciones totales de lluvia de entre 20 y 35 pulgadas en la costa sureste de Carolina del Norte y noreste de Carolina del Sur. (EFEUSA)

Este artículo es de hace 2 años

Archivado en:

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985