Hace 60 años el mambo “Patricia”, de Pérez Prado, ocupaba el número 1 en Estados Unidos

Un 14 de septiembre de 1989 murió en Ciudad México, con 72 años, el promotor de la ola musical mambera que sacudió el mundo en los años 50.

Detalle de portada del disco "Patricia" o "Why Not" Foto © Discogs

Este artículo es de hace 2 años

Sea o no el inventor del ritmo conocido como mambo, el cubano y matancero Dámaso Pérez Prado fue el mayor responsable de la fama mundial de ese baile en la década de 1950, y el prestigio mundial llegó al punto que el compositor Igor Stravinski lo catalogó de genio, y sus piezas como una suerte de explosión musical.

De acuerdo con el musicólogo John Storm Roberts en el libro Latin Tinge, una historia de la música latinoamericana, Pérez Prado “desarrolló un sonido de brillantes octavas con  un ingenioso y bello contraste entre los instrumentos de viento-meta y viento-madera, con impactantes secciones rítmicas inspiradas en percusionistas como Mongo Santamaría”.

Pérez Prado había estudiado piano clásico, pero siempre le encantó la música popular, a punto que en los años cuarenta ya tocaba con el conocido grupo Casino de la Playa. A finales de esa década se fue a México y comenzó a grabar mambos.

Especial celebridad alcanzó Mambo No. 5, compuesta en 1949 por el Pérez Prado, y que renovó su popularidad en 1999, gracias a la versión del alemán Lou Bega, quien colocó el tema en el primer lugar de listas musicales en Australia, Alemania, Europa, Reino Unido, España, Italia y Finlandia, entre otras.

Sin embargo, la popularidad de Pérez Prado en Estados Unidos comenzó a través de Sonny Burke, el líder de una banda de jazz que realizó versiones de Que Rico el Mambo y More Mambo, hasta que la RCA Records comenzó a grabar las interpretaciones del propio Pérez Prado.

Los discos que contenían Mambo No. 8 y Patricia, se transformaron en los primeros que alcanzaron enorme éxito entre el público norteamericano, a punto tal que en 1951 ya Pérez Prado emprendía una gira de presentaciones por la costa oeste de Estados Unidos, con audiencias de miles de espectadores.  Su popularidad alcanzó la cima en 1955 con el tema titulado en inglés Cherry Pink and Apple-Blossom White, conocido en español como Cerezo rosa.

El llamado King of Mambo volvió a figurar en el número uno de la lista norteamericana de éxitos con Patricia, que también se instaló entre las canciones más populares de 1958, hace sesenta años, en Alemania y Reino Unido. Más tarde sería empleada en decenas de programas televisivos y filmes del más diverso tipo.

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar?
Escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

Joel del Río

Joel del Río. Periodista, crítico de arte y profesor. Trabaja como redactor de prensa en el ICAIC. Colabora en temas culturales con algunos de los principales medios en Cuba. Ha sido profesor en la FAMCA y la EICTV, de historia del cine y géneros cinematográficos.

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba