Portada de la novela gráfica "Bad Girls" Foto © Facebook / Victor Santos

Novela gráfica “Bad Girls” recrea La Habana nocturna y gansteril de los años 50

Este artículo es de hace 2 años

El club de jazz donde se ambienta la trama se llama El Edén, y en ese marco ocurre esta historia de suspenso, robo y escape que protagonizan tres personajes femeninos: Carole Chandler, la acaudalada esposa de un gánster, Taffy, una cantante de jazz y la misteriosa Ana. Ellas tres intentarán  robar seis millones de dólares de un grupo de mafiosos dueños de un bar.

Y aunque Bad Girls habla mucho más de las tres mujeres protagonistas y del ambiente nocturno en que se mueven, aparecen de soslayo algunos de los argumentos que ocasionaron, poco después, la insurrección revolucionaria desde la Sierra Maestra y a lo largo de todo el país.

Como toda novela gráfica, Bad Girls (que comparte título con un álbum de Donna Summers y otro de Mónica Naranjo) posee un ritmo narrativo muy rápido, con mucha acción, y toda la trama ocurre en una sola noche, de modo que los autores no intentan profundizar en las caracterizaciones, porque además se expone rápidamente el tema central: el abuso físico y sexual al que son sometidas estas mujeres.

Destaca por encima del diseño de personajes, las hermosas ilustraciones de Victor Santos, profundamente vinculadas con la estética de los años cincuenta, y del cine negro, por más que estén concebidas a todo color, y con la intención de recrear la oscuridad nocturna o el glamour de la escenario para bailar en un casino habanero de aquella época.

Según los comentaristas y especialistas que han comentado esta novela gráfica, Campi se resiste a la tentación de colocarse políticamente a favor o en contra de la Revolución, aunque evidentemente el bar El Edén es visto cual símbolo de la injusticia que impulsó el triunfo de la insurrección dirigida por Fidel Castro.

En fin, que Bad Girls es muy recomendable para lectores interesados en el cine negro con altas dosis de suspenso, personajes femeninos muy fuertes y definidos, y por quienes quieran conocer el pasado de Cuba, donde hay un amplio espejo de La Habana de los años cincuenta y un breve apunte de lo que significaría el triunfo de la Revolución.

Por su atmósfera criminal, el protagonismo femenino y la época en que se ambienta, Bad Girls recuerda también la canción Copacabana, de Barry Manilow.

Este artículo es de hace 2 años

Archivado en:

Joel del Río

Joel del Río. Periodista, crítico de arte y profesor. Trabaja como redactor de prensa en el ICAIC. Colabora en temas culturales con algunos de los principales medios en Cuba. Ha sido profesor en la FAMCA y la EICTV, de historia del cine y géneros cinematográficos.

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985

Joel del Río

Joel del Río. Periodista, crítico de arte y profesor. Trabaja como redactor de prensa en el ICAIC. Colabora en temas culturales con algunos de los principales medios en Cuba. Ha sido profesor en la FAMCA y la EICTV, de historia del cine y géneros cinematográficos.