Farmacia de Guantánamo en una imagen de archivo Foto © Venceremos

Alza de enfermedades respiratorias en el Oriente de Cuba y sin dipirona en las farmacias

Este artículo es de hace 2 años

Al menos en tres provincias del Oriente de la isla, Santiago de Cuba, Guantánamo y Holguín, los centros hospitalarios reportan un alza de pacientes con enfermedades respiratorias, especialmente en ancianos y niños, los grupos más vulnerables, mientras que paralelamente en las farmacias se vive la triste realidad de la escasez de dipirona, uno de los fármacos más usados para tratar la fiebre y que más está en falta.

En Holguín, por ejemplo, los casos más frecuentes de ingresos hospitalarios son los de niños pequeños con enfermedades respiratorias agudas, como la bronqueolitis, la neumonía y casos febriles, “y se ha indicado la administración de antibióticos como el Rocephin pues algunos pacientes no están respondiendo a tratamientos con la Amoxicilina, entre otros fármacos”, explicó una pediatra de esa urbe oriental.

En Santiago de Cuba, en el sistema de salud primaria, se orienta a los galenos remitir hacia los hospitales los casos febriles o que tengan la más mínima sospecha de complicación respiratoria, y medidas similares se toman en Guantánamo donde también es frecuente por estos días las afecciones de este tipo.

En contraste, en las farmacias escasea la dipirona, prácticamente el medicamento número uno recetado por los médicos en casos de fiebre, “llevo una semana con una receta en la cartera. En cuanta farmacia voy y pregunto siempre me dicen que está en falta, sin embargo, entre los revendedores está, antes costaba 5 pesos el blíster, ahora está a 10 justamente porque no lo hay”, asegura una santiaguera.

El cuadro epidemiológico de las ciudades del Oriente de Cuba, que siempre en época de lluvias vive el perenne asedio del mosquito Aedes Aegypti, ahora se complica con la aparición de las afecciones respiratorias agudas y la falta de algunos medicamentos para combatir algunos síntomas como las fiebres.

“Lo malo es que las personas, que de por sí tiene bastante miedo de ir a los hospitales porque piensan que siempre se les ingresa por sospecha de dengue o zika, ahora pueden complicarse aún más con una neumonía, por ejemplo, que requiere tratamientos específicos. Siempre decimos en los terrenos que deben acudir al médico, pero no hacen caso”, afirma una galena guantanamera.

Mientras, se visitan los hogares y se les hace firmar un papel donde afirman que en la casa no hay casos febriles ni con falta de aire, “como si tal documento tuviera algún valor legal, yo les haría firmar otro a los médicos cuando uno les pide ayuda para que vean un familiar enfermo y ellos se dan veinte patadas para hacerlo”, comenta una guantanamera.

Este artículo es de hace 2 años

Archivado en:

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985