Fernando Karadima Foto © Captura de video YouTube

Corte de Chile ordena a Iglesia Católica pagar indemnización por abusos

Este artículo es de hace 1 año

SANTIAGO, 21 oct (Reuters) - La Corte de Apelaciones de Chile ordenó a la oficina del Arzobispado de Santiago pagar 450 millones de pesos (650.000 dólares) a tres hombres que alegaron haber sido abusados ​​sexualmente durante décadas por el sacerdote chileno Fernando Karadima, dijo el domingo un periódico local.

Citando una copia de una resolución que fue filtrada, el diario La Tercera dijo que los tres jueces que escucharon el caso el jueves aprobaron una apelación por "daños morales" contra la Iglesia por presuntamente encubrir los crímenes.

El caso fue rechazado previamente por un tribunal inferior por falta de pruebas.

Reuters no pudo confirmar de forma independiente el informe. El Arzobispado de Santiago, que podría apelar a la Corte Suprema de Chile, dijo que no haría comentarios sobre la nota de La Tercera.

De ser confirmado por el tribunal el lunes, sería la primera orden de pago de una indemnización por daños que se habría presentado contra la poderosa Iglesia Católica Romana de Chile por un escándalo de abuso sexual y encubrimiento que llevó al Papa Francisco a pedir disculpas a sus fieles.

Los expertos legales han dicho que podría allanar el camino para más reclamos en medio de un nuevo clima de denuncias, en el que cientos de personas se presentaron para alegar que fueron abusadas y en el que fiscales penales han iniciado decenas de nuevas investigaciones.

En una declaración que celebró el veredicto, los demandantes James Hamilton, José Andrés Murillo y Juan Carlos Cruz, quienes fueron invitados a Roma a principios de este año para darle al Papa su testimonio, dijeron que la noticia es la culminación de un camino muy largo, lleno de dificultades y con un alto costo personal y familiar".

"Estamos presenciando un importante cambio cultural, en el que los abusos de los poderosos comienzan a ser vistos como inaceptables, y la Justicia lo está demostrando", agregó.

Su abogado, Juan Pablo Hermosilla, dijo a Reuters que creían que el informe era creíble, pero agregó: "Todavía no tengo confirmación oficial".

Karadima trabajó para el Arzobispado de Santiago como párroco en el rico barrio de El Bosque durante 21 años entre 1985 y 2006.

Con 88 años y viviendo en un asilo de ancianos en la capital, Karadima siempre ha negado las acusaciones de abuso.

Nunca fue acusado por las autoridades civiles porque el plazo de prescripción de tales delitos había expirado.

Fue encontrado culpable de abuso sexual en una investigación del Vaticano en el 2011, y el mes pasado fue expulsado por el Papa.

Por otra parte, en una entrevista con el diario El Mercurio, el fiscal nacional de Chile, Jorge Abbott, dijo que estaba frustrado porque no se cumplió la promesa hecha por investigadores del Vaticano acerca de una nueva era de cooperación con las autoridades civiles.

"Habíamos esperado una colaboración mayor, de que las personas responsables comparecieran, declararan, que pudiéramos llegar a establecer la existencia o no de los hechos, ya que han tenido víctimas durante tantos años que tienen derecho a ser reparadas, a conocer la verdad", agregó.

Por Aislinn Laing; Editado en español por Juana Casas.

Este artículo es de hace 1 año

Archivado en:

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985