Vista del proyecto de hotel para el Centro de Convenciones de Miami Beach Foto © Terra Group

Hotel de lujo, aumento del nivel del mar y tráfico: lo que votarán los electores de Miami Beach

Este artículo es de hace 2 años

El próximo 6 de noviembre Estados Unidos decidirá una parte sustancial de su funcionamiento político y Miami Beach en particular, feudo turístico del sur de Florida, tendrá que posicionarse sobre cuestiones que podrían definir su futuro. Como todo en la vida: para bien, o para mal.

En la boleta de la ciudad-playa los residentes deberán decidir si quieren autorizar o no un presupuesto de $439 millones para revitalizar la seguridad pública, reparar infraestructuras y ampliar proyectos de parques locales.

El primer desafío de Miami Beach es prepararse para el aumento de los niveles del mar. Suena a catastrofismo de cine de Hollywood, pero por desgracia es demasiado real. La construcción de diques e infraestructuras de contención se asume vital en una ciudad donde las inundaciones constantes ya han comenzado a devaluar el precio de su colosal industria de bienes raíces.

De los $439 millones que los votantes de Miami Beach deberán aprobar o no en noviembre 6, $169 millones estarían destinados a parques y playas, $198 millones a infraestructuras y $72 millones a la seguridad pública. Algunas quejas demasiado frecuentes son el estado de inmuebles icónicos como el Teatro Fillmore o la escasa presencia policial y de seguridad general en una ciudad de vibrante ritmo nocturno.

Pero quizás la decisión más seria, hasta ahora, sea la construcción de un mega-hotel para el nuevo Centro de Convenciones de Miami Beach.

Imágenes del proyecto del Hotel / Terra Group

El hotel tendría 800 habitaciones a un costo de $325 millones y sería financiado con dinero privado. Es la carta de presentación de un proyecto que quiere aliviar a los residentes de preocupaciones: no habrá financiamiento con las arcas públicas. Sin embargo, su construcción depende de si alcanza el 60% de los votos en la boleta de noviembre. ¿La razón? Sería construido sobre terreno público, y pagaría ese alquiler.

“Nuestra idea es proveer al flamante Centro de Convenciones de un hotel adjunto que sirva como hospedaje para los miles de visitantes que tendrá el centro todo el año, y que de hecho atraiga a más personas”, explicó a CiberCuba Ellen Buckley, vicepresidenta de Desarrollo de Terra, uno de los grupos detrás del proyecto.

Ellen Buckley y el periodista Ernesto Morales / CiberCuba

El Centro de Convenciones de Miami Beach acaba de ser renovado a un costo de $620 millones, y despierta dudas sobre su funcionalidad. El tráfico crepitante de la ciudad asoma como el principal enemigo de la construcción del mega-hotel, que sería construido en un terreno propiedad de la ciudad, y que actualmente funge como parqueo.

Ceci Valdés, directora de la Asociación “Ocean Drive” y directora de Turismo en la Cámara de Comercio de Miami Beach, asegura que entre 700 y 800 empleos de alta calidad podrían resultar de la construcción de este inmueble. “Además, los ingresos por el alquiler del terreno, que es de la ciudad, irían directamente a las escuelas públicas y el saneamiento del agua local”, dijo Valdés a CiberCuba.

Sin embargo, los residentes de Miami Beach ya han votado dos veces anteriores en contra de erigir un hotel como este. La principal preocupación es la congestión que este acarrearía, y en segundo lugar si tiene sentido o no agregarle un hotel al Centro de Convenciones.

“Lo que muchos no están viendo es que en lugar de agravar el tráfico, el hotel lo aliviaría”, explicó a CiberCuba el comisionado de la ciudad Michael Góngora, quien respalda el proyecto.

Vista aérea del lugar / Terra Group

En la actualidad los miles de participantes en eventos del Centro de Convenciones tienen que entrar y salir de esta área hasta los hoteles donde se estén hospedando. Si tuviéramos un hotel adjunto al Centro, ese tráfico no existiría”.

En las diapositivas que han presentado los grupos detrás de la inversión para el hotel -Turnberry´s Jackie Soffer y Terra Group´s David Martin- se muestra la conexión por puente elevadizo entre el hotel y el Centro de Convenciones.

Esta última propuesta intenta convencer a los votantes restándole 100 pies de tamaño a la edificación, y un parqueo interior seis veces más grande que en diseños anteriores, para evitar la aglomeración de vehículos en el exterior.

“Como sucede en las democracias, serán los ciudadanos los que hablen alto y claro”, apunta el comisionado Góngora. “Nosotros aprobamos este proyecto porque generaría $96 millones en impuestos durante los próximos 30 años”.

La preocupación de Miami Beach por el tráfico y el aumento de nivel del mar es tal, que otra de las preguntas que incluirá su boleta del 6 de noviembre será si los ingresos resultantes de la renta del hotel deberían ser destinados a aliviar ambos males.

Este artículo es de hace 2 años

Archivado en:

Ernesto Morales

Periodista de CiberCuba

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985

Esta Web utiliza cookies propias y de terceros, para mejorar la experiencia de usuario, recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad y mostrar publicidad adaptada a sus intereses.

Más información sobre nuestra política de privacidad.