Eveline Gainza Foto © Miami-Dade Police

Acusan de asesinato en segundo grado a la hija del cubano que apareció muerto en Miami

Este artículo es de hace 2 años

Eveline Gainza, la adolescente de Miami que se tomaba por cómplice en el homicidio de su propio padre, fue acusada este martes de asesinato en segundo grado después de que su novio declarara que ella había “apretado el gatillo”.

Según recoge el canal Local 10, Eveline se declaró inocente del cargo que se le imputó y deberá regresar a la corte el miércoles. Su novio, Demar Turruellas (18), también fue acusado del asesinato Evelio Gainza (63), de origen cubano.

El cuerpo de Gainza fue encontrado el 27 de septiembre dentro de su casa en la 1600 de Southwest 141st Avenue, luego de que un pariente le pidiera a la policía que chequeara su estado. Un vecino aseguró a los oficiales que Eveline le había dicho que su padre estaba en Cuba.

De acuerdo con la declaración jurada de Turruellas, Eveline le pidió a su padre que la recogiera de la casa de su madre el 24 de septiembre para recoger algunas de sus pertenencias. Mientras Evelio estaba arriba, la joven tomó su auto y regresó con el novio.

En el documento, Turruellas afirma entró a la casa y le disparó a Evelio en la espalda varias veces, pero luego dijo a los detectives que fue Eveline “la que apretó el gatillo”, según ha dicho la policía.

La joven se limitó a admitir que ayudó a su novio a limpiar la sangre dentro de la casa usando lejía y toallas de papel. Ambos escondieron el cuerpo debajo de toallas y ropa de cama, dentro de un dormitorio en el segundo piso de la casa.

Según el testimonio de la pareja de Evelio, radicada en Camagüey, esta no fue la primera agresión que el hombre sufrió de manos de su hija, quien semanas atrás le habría propinado un fuerte golpe con un bate mientras dormía.

Este artículo es de hace 2 años

Archivado en:

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985