Una familia cubana, en La Habana. Foto © CiberCuba

Cuba abrirá nuevos bancos de semen en 2019

Este artículo es de hace 1 año

Las autoridades cubanas tienen previsto extender la experiencia de los bancos de semen de los hospitales Hermanos Ameijeiras y Ramón González Coro, en La Habana, a todos los centros de reproducción asistida del país en 2019, según informó el diario oficialista Juventud Rebelde.

"Un banco de semen es muy necesario para el desarrollo del Programa de Atención a la Pareja Infértil", afirmó el doctor Roberto Álvarez Fumero, jefe del Departamento Materno-Infantil del Ministerio de Salud Pública (Minsap), en una entrevista sobre los problemas de fertilidad masculina. Este programa está presente en el país desde 2007.

Desde 2017 una resolución del Minsap establece las condiciones para ser donante de esperma en Cuba. El medio estatal detalló que el candidato a donante de semen debe ser ciudadano cubano residente legal en el país o extranjero con residencia permanente; ser mayor de edad y no estar incapacitado legalmente para realizar "actos con eficacia jurídica".

Los hombres entre 18 y 40 años de edad pueden donar siempre que tengan una evaluación sicológica y social favorable "que garantice su estado de salud mental y sus antecedentes de salud, así como contar con resultados normales en la realización de un espermograma, con un mínimo de 15 días previos a la donación y con un período máximo de seis meses posteriores a la criopreservación", señala la periodista Ana María Domínguez Cruz.

El año pasado se realizaron 20 nacimientos por fertilización in vitro en el centro de reproducción asistida de Holguín.

Problemas de las parejas para tener hijos

Cerca del 30 por ciento de las parejas con problemas para concebir hijos se debe a la infertilidad del hombre, es decir, a defectos en el número y calidad de los espermatozoides. La obesidad, el consumo de alcohol, tabaco, la exposición a altas temperaturas de modo permanente y a sustancias químicas tóxicas, como las que se emplean en la maduración de algunas frutas, son algunos factores que inciden. 

"En nuestra consulta se atiende a pacientes de entre 20 y 30 años y entre 40 y 50 años. Algunos ya cumplen tratamientos asociados a otras patologías, como la hipertensión arterial y la diabetes (cuya influencia en la reducción de la fertilidad masculina ha sido comprobada en numerosas investigaciones), y debemos estudiar la incidencia que tiene en su fertilidad", especifica Anthony Aponte Trimiño, especialista en Urología y miembro de la Comisión Nacional de Atención a la Pareja Infértil.

Ambos especialistas explicaron que los donantes de semen en Cuba asisten a tres citas completamente confidenciales para comprobar que cumplen todas las pautas para que su esperma sea utilizado en un tratamiento de fertilidad. En Cuba se utiliza la fecundación in vitro en muchos centros de reproducción asistida provinciales

"El proceso no genera riesgos para la salud del donante, quien debe ser joven y sano. Además, le permite conocer su capacidad reproductiva y, sin duda, le generará una sensación positiva de haber ayudado a otras personas a cumplir un sueño", dijo el doctor Álvarez Fumero.

El citado diario no dio un cifra de familias beneficiadas por esta práctica médica en el país.

Los datos más recientes son hasta mayo de 2017 cuando se habían realizado 2.567 inseminaciones y se habían logrado 1.462 embarazos en centros provinciales, según indicó este galeno al medio oficialista Cuba Ahora

Este artículo es de hace 1 año

Archivado en:

Playlist de videos en CiberCuba


Comentarios


¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985