Incendios en California Foto © Twitter/ Proud FireFighter ‏

California busca a 1.000 desaparecidos en el incendio forestal más letal de su historia

Este artículo es de hace 1 año

PARADISE, California, 17 nov (Reuters) - Los equipos de rescate intensificaron su búsqueda de víctimas en la ciudad de Paradise, en el norte de California, devastada por las llamas, mientras las autoridades buscaban pistas sobre el destino de unas 1.000 personas registradas como desaparecidas en el peor incendio forestal del que se tiene registro en el estado.

El presidente Donald Trump visitó la pequeña comunidad ubicada a unos 280 kilómetros al norte San Francisco.

Se han recuperado restos de al menos 71 personas en la localidad y sus alrededores, en las laderas de Sierra Nevada. Antes de que el incendio denominado "Camp Fire" devorara la ciudad la noche del 8 de noviembre, en la población vivían cerca de 27.000 personas.

"Nadie podría haber imaginado que algo como esto sucediera", dijo Trump a periodistas en medio de los restos carbonizados de la ciudad.

"Esto es muy triste de ver. En cuanto a lo que a vidas se refiere, nadie sabe todavía exactamente", dijo Trump. "Precisamente ahora queremos preocuparnos de las personas que han resultado enormemente dañadas".

Trump estaba rodeado por el gobernador de California Jerry Brown y el gobernador electo Gavin Newsom. Brown dijo que el gobierno federal está haciendo todo lo que se requiere para las tareas de recuperación y de ayuda a las víctimas.

Más de una semana después del enorme incendio, los bomberos lograron formar líneas de contención alrededor del 45% del perímetro del fuego, frente al 35% del día anterior, pese a que el paisaje quemado ascendió ligeramente, hasta 57.000 hectáreas.

Además del costo en vidas humanas, la destrucción de viviendas por el incendio lo convierte en el más destructivo de la historia de California, planteando el desafío adicional de proporcionar refugio a largo plazo a miles de residentes desplazados.

Tras quemarse más de 9.800 hogares, muchos refugiados del incendio se han instalado temporalmente con amigos y familiares, mientras otros han montado tiendas de campaña o acampan en el exterior de sus vehículos.

Al menos 1.100 personas evacuadas se han alojado en 14 refugios de emergencia establecidos en iglesias, escuelas y centros comunitarios de la región, y en conjunto hay más de 47.000 personas afectadas por las órdenes de evacuación, dijeron las autoridades.

Mientras tanto, equipos de búsqueda con perros peinan barrios calcinados y llenos de escombros en busca de cuerpos.

El viernes por la noche, Korea Honea, sheriff del condado de Butte, dijo que se recuperaron los restos de otras ocho víctimas del incendio durante el día, lo que elevó el número de muertos a 71. Esta cifra supera con creces el récord anterior de muertes de un solo incendio forestal de California, las 29 del incendio del parque Griffith en 1933 en Los Ángeles.

Datos sin procesar

Honea dijo que la lista total de personas de las que se desconocía su paradero se había incrementado a 1.011, muy por encima de los 630 nombres publicados el jueves por la noche y bastante más del triple del número que se manejaba el jueves por la tarde.

"Es una lista dinámica", dijo Honea a los reporteros, diciendo que fue compilada a partir de "datos sin procesar" que probablemente incluían alguna duplicación de nombres recogidos con diferentes variantes ortográficas.

Honea dijo que era demasiado pronto para hacer conjeturas sobre el destino de los que estaban en la lista, y señaló que hasta el viernes, 329 personas previamente registradas como desaparecidas habían aparecido con vida.

"No creo que sea apropiado que nos pongamos a especular sobre lo que depara el futuro".

Los nombres se estaban compilando a partir de la información recibida de una línea directa especial, junto con correos electrónicos y un registro de las llamadas de emergencia al 911 que se produjeron la primera noche del incendio, dijo Honea.

Es probable que algunos de los que figuran en la lista hayan sobrevivido pero aún no lo hayan notificado a familiares o autoridades, ya sea porque carecen de servicio telefónico o porque no sabían que los estaba buscando, según las autoridades. Es posible que otros no se hayan incluido de inmediato en las listas debido a retrasos en la notificación.

(Información de Terray Sylvester; información adicional de Alex Dobuzinskis en Los Ángeles; Brendan O'Brien en Milwaukee, Jonathan Allen en Nueva York; Suzannah Gonzales en Chicago traducido por Tomás Cobos en la redacción de Madrid)

Este artículo es de hace 1 año

Archivado en:

Playlist de videos en CiberCuba


Comentarios


¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985