La escasez de pan llega a La Habana


América Latina Cuba

Publicado el Martes, 27 Noviembre, 2018 - 09:29 (GMT-5)


La crisis en la venta liberada de pan ha llegado a La Habana, donde ya es posible ver largas colas, un desabastecimiento en aumento y una producción en cantidades inferiores a las acostumbradas.

La situación estaría asociada a varios factores, entre ellos el más importante sería la falta de harina, que se evidenció primeramente en varios territorios del interior del país, como Camagüey, Sancti Spíritus o Villa Clara.

Desde hace varias semanas, diferentes provincias cubanas vienen aludiendo a la escasa disponibilidad de harina de trigo en los almacenes, lo que ha ido repercutiendo en la disminución en la venta de pan liberado.

No ad for you

En días atrás, en el espacio Mesa Redonda, fueron entrevistados un grupo de funcionarios del Ministerio de la Industria Alimenticia (MINAL) y Armando Posada Lóriga, presidente del grupo empresarial de la Industria Alimentaria, quien reconoció abiertamente en su intervención la grave crisis que aqueja a la venta de pan liberado.

Precisó que se trata ahora mismo de "la producción más deprimida" del grupo empresarial que dirige. Se deben 42 mil toneladas del plan productivo de harina de este año, y la estimación indica que se cerrará el 2018 con un déficit de 74 mil toneladas.

Entre las causas ha citado los problemas tecnológicos de los molinos, la sobreexplotación y la falta de mantenimiento "coherente", a lo que se sumaría la falta de piezas de repuesto.

También habrían influido en la crisis problemas organizativos, de planificación y de financiamiento. Otras causas estarían vinculadas con "problemas de disciplina y delito", según recalcó. La situación ha provocado la limitación de las entregas en los diferentes destinos, con el propósito de garantizar el pan normado.

En lo que lleva de año Cuba ha importado 30 mil toneladas de harina para tratar de minimizar las afectaciones.

Entre las medidas inmediatas para paliar la escasez de pan liberado estaría culminar el montaje de piezas que ya han arribado al país para arreglar el molino de Santiago de Cuba, y la culminación de la inversión de la línea 500 del molino “José Antonio Echeverría”, que aumentará la capacidad de producción.

Pero no será hasta enero de 2019 que arriben a Cuba las piezas para arreglar el molino de Cienfuegos, que abastece a varias provincias del centro de país.

Las previsiones, por tanto, son de escasez en lo que resta de año aunque, se estima que la producción mejorará a comienzos de 2019 en toda la Isla.

Según destaca Cubanet, la protesta en televisión de residentes en provincias del interior del país habría sido el detonante para que se repartiera más con esos territorios la harina, y llegara entonces el caos a la capital, que hasta el momento no había vivido de forma tan palpable la crisis como el resto de las provincias.

Hay que tener en cuenta que los establecimientos de la llamada Cadena Cubana del Pan abastecen no solo a particulares, sino también a cuentapropistas que, ante la falta de tiendas mayoristas, se sirven de esas panaderías para adquirir materia prima para sus elaboraciones.   


¿Tienes algo que reportar? Envíalo a CiberCuba:

editores@cibercuba.com 
 +34-962-353-194


Recibe todo el contenido de CiberCuba sin censura por Telegram:

CiberCuba en Telegram


Cargando ...

Comentarios

Siguiente artículo:

Privacidad y uso de cookies:

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, para mejorar la experiencia de usuario, recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad del sitio y entregar contenido y publicidad adaptados a sus intereses.

Más información sobre nuestra política de privacidad.