Conoce al empresario que da techo y comida a los cubanos en Trinidad y Tobago

"Todos los buenos libros te dicen, incluso el Corán, que si las personas están en un país extraño, varadas, tienes que ayudarlos. No lo hago por fama o reconocimiento”, explicó.

Churchill Azad Akaloo y los cubanos Foto © Trinidad & Tobago Guardian

Este artículo es de hace 2 años

Churchill Azad Akaloo, de 74 años y padre de 4 hijos, ha acogido al grupo de 78 cubanos en Trinidad y Tobago que solicitan asilo en ese país. El hombre, que practica el Islam, le está dando techo y comida a los ciudadanos de la Isla.

Según contó al diario local Trinidad & Tobago Guardian, siente que su vida no es vano cuando puede ayudar a alguien.

"Todos los buenos libros te dicen, incluso el Corán, que si las personas están en un país extraño, varadas, tienes que ayudarlos... No lo hago por fama o reconocimiento”, explicó.

Akaloo creció en una familia de 7 hermanos. “Cuando éramos niños, todo lo que mi madre tenía era un poco de arroz y, a veces, lo freía con un poco de cebolla… era todo lo que teníamos para comer. Mi padre solía andar en bicicleta y vender curry en polvo a un centavo el paquete, otros veces trabajaba como taxista”, rememoró.

En 1960 su padre enfermó y él se hizo cargo del negocio. “Yo era un hombre joven con ambiciones. No soy el tipo que se queda en una oficina detrás de un escritorio”.

Actualmente a Akaloo le va muy bien en sus negocios pero dice que necesita ayudar a los demás. Muchos le critican y creen que él lo hace para obtener mano de obra barata con los cubanos. No obstante, él asegura que no es así.

"Todos los meses hago donaciones a 50 familias, la mayoría de las cuales no saben de dónde provienen. Ahora estoy en las noticias por lo que hice por los refugiados cubanos pero a mi lo que me gusta es ayudar a quienes lo necesitan… No quiero nada a cambio”, explica.

Akaloo también construyó el Centro de Aprendizaje y Masjid de Warrenville para las familias musulmanas del área.

Desde hace meses decenas de cubanos en Trinidad y Tobago sobreviven sin tener siquiera donde dormir. Un grupo de 78 realizó una protesta pacífica frente al edificio de Naciones Unidas. Luego de que les avisaran que debían abandonar el lugar, estuvieron 5 días detenidos y cumplieron una sentencia de 2 días de cárcel.

Los cubanos dicen que son víctimas del racismo y la violencia en ese país pero regresar a la Isla no es una opción para ellos. Piden que se les permita trabajar.

No obstante, funcionarios trinitarios dijeron recientemente que pretendían negociar con la embajada de Cuba la deportación del grupo de 78 solicitantes de asilo.

 

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar?
Escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba


Esta Web utiliza cookies propias y de terceros, para mejorar la experiencia de usuario, recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad y mostrar publicidad adaptada a sus intereses.

Más información sobre nuestra política de privacidad.