Escasean la pasta y el aceite vegetal en las tiendas del oriente cubano Foto © CiberCuba

Perdidos el pollo, la pasta dental y el aceite vegetal en el oriente de Cuba

Este artículo es de hace 2 años

Al menos en dos provincias del oriente de Cuba se sufre hoy las consecuencias de la inestabilidad en los (des)abastecimientos de las tiendas recaudadoras de divisa, en esta ocasión tres nuevos productos se han convertido en un verdadero dolor de cabeza para la familia cubana.

El pollo, en cualquiera de sus formatos de comercialización, la pasta de diente, sin importar la marca, y especialmente el aceite vegetal, son hoy una especie de superhéroes que aparecen en las tiendas y desaparecen antes de que cualquiera logre verlos, hecho que provoca molestias no solo por la ausencia de los mismos, sino lo difícil que se ha hecho encontrarlos una vez los sacan a la venta al público.

Ahora mismo en ninguna tienda de Las Tunas hay aceite. Y te lo afirmo así, categóricamente, porque soy dueña de un pequeño puesto de alimentos y persigo el aceite, además, en Las Tunas no hay muchas tiendas. Por eso puedo afirmarlo”, opina una joven emprendedora, desesperada por la ausencia de ese producto en la red de tiendas recaudadoras de divisas, y tan necesario para cualquier pequeño negocio relacionado con la elaboración de productos alimenticios.

Comenta Ana María que lo más molesto para ella es no sentirse protegida de ninguna manera, y sobre todo, que ella paga a tiempo sus impuestos, todos los que debe abonar, mantiene en regla los papeles y opera en la legalidad: “eso supondría algún tipo de respaldo, pero no es así, entonces a veces en algunas tiendan me miran con mala cara cuando en situaciones como esta, por ejemplo, compro varias botellas de aceite, pero es que vivo honradamente de la venda de alimentos, y la única manera de acceder al aceite es comprarlo en las tiendas que compra todo el mundo. Nada, que al final estar legal, hacer las cosas como se supone que sea, es peor, y no hablo de ganancias, sino de tranquilidad”.

En Santiago de Cuba pasa algo similar con el aceite, un producto que está prácticamente desaparecido de las tiendas, las que a su vez están repletas de aceite de oliva, con un precio que oscila entre 4 CUC y poco más de 12 CUC.

Menos estresante, pero igual de inestable, está la situación con la pasta de diente y el pollo.

“En la tienda Zona + sacaron aceite, en menos de 24 horas se acabó, eso fue en esta semana. Yo me enteré al otro día y cuando fui la dependiente se sorprendió de que yo, ingenuamente, creyera que iba a encontrar aceite el día siguiente. Al final, arriesgándome a ser víctima del invento, lo he tenido que comprar en la bolsa negra a 60 pesos una balita”, comenta una santiaguera ama de casa.

Esta señora asegura que es casi una bendición que en su casa ella sea ama de casa y que una de sus hijas trabaje en el centro de la ciudad. “Primero porque cuando te avisan de que sacan algo en las tiendas tienes que correr, y yo puedo hacerlo por tener tiempo. Segundo porque al tener una hija en el centro puede ir por las tiendas, porque encontrar algo hoy, como el pollo, se ha vuelto una especie de cacería”.

A diferencia del aceite que simplemente no hay, el hecho de que productos como el pollo y la pasta de diente, aparezcan y desaparezcan de las tiendas, da la impresión de que hay aunque escasea, pero en realidad no es así, son pocos los que a ciencia cierta logran encontrarlos en estos días, y quienes lo hacen, lo mejor es que acaparen, pues no hay de otra.

Una dependienta de una tienda en Santiago de Cuba asegura que ella recomienda hoy lo que no debía hacer, y es justamente acaparar. “A mis amigos y familiares les digo que cuando encuentren algo que usan que compren varios y que tengan en la casa un pequeño almacén, yo misma en la tienda estoy viendo que hay cosas que no están viniendo en los volúmenes y cantidades que antes llegaban”.

La actual crisis con la pasta de diente y el pollo, y la casi ausencia total del aceite en al menos dos provincias del oriente de Cuba, se suman a otras que lejos de finalizadas, aún siguen lacerando la tranquilidad de los cubanos de a pie y de los emprendedores: los huevos y la harina, aún siguen acumulando rayas rojas en muchos hogares.

Hace ya un tiempo se está escuchando que regresarán los duros años del período especial. No sé si es verdad, no sé si ya están regresando o si lo harán o no, solo sé que como decía un oficial en la novela cubana Al compás del Son, lo bueno que tiene esto, es lo malo que se está poniendo, y así nos lo estamos sintiendo”, opina una tunera.

Este artículo es de hace 2 años

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba