Luis Alberto García | Foto © Facebook del artista
Luis Alberto García | Foto © Facebook del artista

Luis Alberto García se defiende: "Somos los cubanos humildes los que vamos a sufrir con el cese de las visas B2 por 5 años"


América Latina

Publicado el Viernes, 22 Marzo, 2019 - 19:41 (GMT-5)


El actor cubano Luis Alberto García ha desatado la polémica en las redes luego de sus comentarios acerca de la reducción en tiempo que sufrió la visa B2 para los cubanos, que hasta el 18 de marzo se podía obtener por cinco años. El artista dijo que, con esa decisión, habían ganado los que "añejan rencores" y "trituran discos de Universal y la Egrem".

Las declaraciones de Luis Alberto causaron gran revuelo y un intenso debate se generó en su muro de Facebook, con opiniones de todo tipo, con seguidores y detractores. A poco tiempo de publicadas, el cineasta cubano Lilo Villaplana le respondió que las leyes no las decidía el exilio y otro cubano, que prefirió el anonimato por miedo a represalias, se sintió en la necesidad de recordarle que en los años 80 tener contacto con la familia de afuera era ser "gusano".

Ahora, el actor de Clandestinos ha recurrido a su muro de Facebook una vez más para defenderse de las malas interpretaciones a sus comentarios y para explicar su opinión respecto al recorte del visado, que asegura afectará a "los cubanos comunes y corrientes".

No ad for you

García aclaró que nunca había dicho o dado a entender que "el exilio de Miami fue el culpable ni el que la dictó ni el que la inventó" y que también es consciente de que es una medida "que atañe a ciudadanos del mundo entero".

"Tampoco dije que es una medida diseñada específicamente contra Cuba. Será, como corresponde, respetada y acatada como debe ser (...) Es ley. No se me ocurre intentar desobedecerla, impugnarla, denunciarla ni echar a rodar una de esas tantas campañas de recogida de firmas ni nada por el estilo. Es una Ley de los Estados Unidos de América. No importa que me guste o no, que me parezca lógica o no. Desacertada, injusta o no", expresó.

Luis Alberto también ofreció una disculpa por haber usado una frase subida de tono para referirse a la decisión: "Es cierto que utilicé una frase subida de tono, marginal, para referirme a tal decisión cuando escribí que era un “tronco de hijeputencia”. Lo lamento. Pude expresar mi desagrado y sorpresa de manera más seria y educada. Pero el uso de la frase, cubanísima por cierto, no evapora mis argumentos".

Ahora bien, ¿por qué insiste el actor en que serán "los cubanos de a pie" los que peor saldrán con esta medida?

"Porque saben todos los interesados en el asunto, ya sea que estén a favor o en contra del otorgamiento de tales visados, sean cubanos o no, que las relaciones entre los gobiernos de Cuba y EUA han vuelto a deteriorarse de manera acelerada y sostenida hasta el punto de no sostener casi relaciones diplomáticas, con embajadas y consulados en los dos países operando casi en cero".

El actor también se refirió a la situación actual de los cubanos que quieran optar por una visa B2 (turismo, visitas o compras) a Estados Unidos, que tienen que viajar a un tercer país para solicitarla, teniendo en cuenta los tremendos gastos que todo el proceso implica y "sin tener seguridad alguna de que les será otorgada".

"Este “via crucis”, este infierno, salvo raras y contadas excepciones, no lo sufrirán europeos, asiáticos, africanos, latinoamericanos ni australianos que sí tienen embajadas americanas en sus países", comentó y recalcó que es un proceso al que no están sometidos los americanos que quieran viajar a Cuba.

Este último tema es algo que el actor considera que se ha eliminado del debate porque "se resiente entonces la justificación de la reciprocidad. Si comenzaran a otorgarnos a los cubanos residentes en Cuba una visa de turismo que como máximo llegue a tres meses y pudiéramos abonar esos mismos 100 usd, sin interrogatorio alguno y abordar el avión diez minutos después, entonces sí estaríamos hablando de algo recíproco".

Asimismo, criticó la política del Gobierno cubano hacia los que se van del país: "No me gustaba ni me gusta cuando les llaman gusanos y les tratan como tal. Ni los tristes y agresivos actos de repudio. Ni que durante años perdieran sus propiedades y bienes familiares porque emigraran. Ni que se use a la familia que queda en Cuba como rehén para castigar las “deserciones”. Tampoco que se les obligue a cumplir deberes y obligaciones ciudadanos, sin permitirles ejercer derecho alguno. Que deban pagar altas sumas por poseer un pasaporte del país en el que no escogieron nacer o por prorrogarlo. Ni que se les deje opinar pero no votar".

La decisión de acortar la visa B2 solo hará que "muchísimas familias cubanas que ya estaban rotas, a partir de ahora se desgajarán aún más" y que tanto los "comunistas de línea dura" o los "funcionarios o dirigentes políticos cubanos que con toda seguridad son odiados por esas personas que ahora vitorean que se acaben las visas" seguirán recibiendo sus visados para viajar a Estados Unidos. "Nosotros ya no".


¿Tienes algo que reportar? Envíalo a CiberCuba:

editores@cibercuba.com 
 +34-962-353-194


Recibe todo el contenido de CiberCuba sin censura por Telegram:

CiberCuba en Telegram


Suscríbete a las notificaciones de CiberCuba:


Comentarios

Esta Web utiliza cookies propias y de terceros, para mejorar la experiencia de usuario, recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad y mostrar publicidad adaptada a sus intereses.

Más información sobre nuestra política de privacidad.