Migrantes cubanos en Ciudad Juárez, México Foto © CiberCuba

Migrantes cubanos podrían estar en la mira de células delictivas en Ciudad Juárez

Este artículo es de hace 1 año

Los más de 7 mil migrantes cubanos que actualmente residen en Ciudad Juárez, al norte de México, podrían estar en la mira de las células delictivas que operan en la localidad, informa el diario El Mexicano.

Reportes del medio indican que, actualmente, solo el 2% de este grupo de indocumentados desempeña alguna actividad laboral como: lavacarros, cocineros, pintores, meseros o en la construcción. El resto, a falta de papeles, no ha podido conseguir un trabajo remunerado.

Muchos son los dueños de servicios que niegan contratar a los cubanos indocumentados por temor a sanciones del Instituto Nacional de Migración.

El santiaguero, Luis Adeli Sarrey, antiguo residente de la ciudad de Palma Soriano, es uno de los pocos isleños que ha encontrado trabajo en un restaurante de la avenida Juárez. En declaraciones al diario afirma ser interrogado, constantemente, por otros coterráneo sobre la búsqueda de empleo.

El restaurante El Mariachi, ubicado en la avenida Juárez, donde se puede leer anunciado afuera “Comida criolla cubana”, ha sido uno de los centros gastronómicos que ha abierto laboralmente sus puertas a los cubanos.  

La preocupación de las autoridades mexicanas se basa en que muchos de los migrantes cubanos ganaban entre 10 y 15 dólares mensuales en la Isla. Una cifra que podrían recibir los viajeros cada cuatro horas, si decidieran involucrarse en el narcomenudeo.

Isabel Sánchez Quirarte, titular de la mesa de Seguridad y Justicia Ciudadana, afirma que este situación se ha vuelto “realmente preocupante y grave”, sobre todo, por la “gran cantidad de indocumentados que hoy en día viven en la ciudad”.

La funcionaria mexicana ha informado que existen 30 mil vacantes de empleo en Ciudad Juárez. Tiendas de autoservicio, empresas de construcción y hasta de vendedores ambulantes, han presentado falta de personal.

El 70% de los cubanos que residen en la ciudad fronteriza con Estados Unidos, tendrán que esperar más de dos meses a ser llamados por la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP), en el puente internacional Paso del Norte. Durante este período de tiempo deben continuar viviendo en la localidad de Juárez.

Algunos están ubicados en albergues y centros religiosos, otros se han hospedado en hoteles u hostales de la ciudad e intentan hacer una vida relativamente normal.

En los últimos días, la Casa del Migrante y otras instituciones caritativas han insistido en que no tienen capacidad para albergar a más indocumentados. Los cubanos alojados en dichos centros han colaborado con la limpieza de la iglesia y de las áreas verdes de los alrededores como forma de retribución a la ayuda recibida.

A pesar de que en principio Estados Unidos figura como el destino ideal y soñado de todos los migrantes, algunos han declarado que si nos les aprueban la solicitud de asilo político, se quedarán en Juárez.

De una forma u otra, los cubanos radicados en la localidad fronteriza de México han salido de la Isla en busca de libertad y de una mejor vida para ellos y para los suyos que quedaron en su país natal.

 

Este artículo es de hace 1 año

Archivado en:

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985