Obra de Chino Novo | Foto © Cotesía del artista
Obra de Chino Novo | Foto © Cotesía del artista

Polémica exposición del Chino Novo sobre la ausencia de Fidel Castro durante la Bienal de La Habana


América Latina Cuba

Publicado el Miércoles, 17 Abril, 2019 - 16:21 (GMT-5)


En las márgenes de la XIII Bienal de La Habana, y bajo discreta vigilancia de la policía política, se inauguró el lunes15 de abril la exposición “Un día feliz” de Reynier Leyva (El Chino) Novo, en la Galería independiente El Oficio.

El hecho no ha gustado a las autoridades: el autor ha tomado imágenes icónicas del “innombrable” líder -  imágenes de Él discursando en la Plaza de la Revolución, o Él visitando unas pobres vacas, o Él jugando dominó… - y mediante un exquisito trabajo de postproducción fotográfica, ha eliminado la figura misma del caudillo. De manera que vemos ahora una tribuna vacía frente a un pueblo, unas vacas de cuerpo completo, un puesto vacío en la mesa de dominó...

El título de esta fantasía es “Un día feliz” y no necesita demasiado esfuerzo de parte del espectador para reconocer su índole rebelde: en el día feliz no aparece Fidel Castro y así se muestra en pleno Centro Habana. 

No ad for you

Para el autor, se trata de una reconstrucción cuidadosa de la Historia que juega con la figura del jerarca “que según la política cultural cubana es intocable y yo he removido su imagen completamente.... Entonces, esta exposición es políticamente incorrecta y no responde a la política cultural cubana para nada”, asegura Novo.

Esta muestra no ha sufrido una censura violenta por parte del poder, pero se han empleado  métodos más sutiles para amonestarla. Fuentes cercanas a la Galería El Oficio nos cuentan que el espacio estuvo al principio invitado a participar en la Bienal, pero cuando los organizadores supieron que exhibirían “Un día feliz”, del Chino Novo, no sólo decidieron excluirlos del evento, sino que presionaron para que la exposición no tuviera lugar nunca. 

Dayron Martínez, director de la Galería, declara que todo esto que pudo tratarse de una diferencia de conceptos y que ellos no quieren ser enemigos de la institución. Cree que para desarrollar las artes visuales en el país es necesario un diálogo entre las instituciones y la parte privada, pero que transcurra con el debido respeto entre ambos.

“Un día feliz” fue exhibida por primera vez en noviembre de 2016 – antes de que muriera Fidel Castro – y ha contado con la aprobación internacional, salvo en China. En este país, relata Leyva Novo, fue censurada. Entonces él decidió hacer un performance llamado “Nothing about nothing” (“Nada sobre nada”) que consistió en mantenerse pintando las paredes de la Galería de blanco durante todo el tiempo en que estaba programada la exposición. “Si la prohibían en Cuba, iba a hacer lo mismo”, revela el autor. 

Reynier Leyva Novo presenta también este año, como muestra colateral a la Bienal, la serie “Patria, Muerte y Azúcar dedicada a la esclavitud. Se trata de una reproducción rigurosa de los instrumentos de dominio con que cuentan diversos museos del país – grilletes, esposas, etc. –, pero hechos de chocolate. Esta serie fue exhibida en el estudio del artista en Párraga. 


¿Tienes algo que reportar? Envíalo a CiberCuba:

editores@cibercuba.com 
 +34-962-353-194


Recibe todo el contenido de CiberCuba sin censura por Telegram:

CiberCuba en Telegram


Cargando ...

Comentarios

Siguiente artículo:

Privacidad y uso de cookies:

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, para mejorar la experiencia de usuario, recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad del sitio y entregar contenido y publicidad adaptados a sus intereses.

Más información sobre nuestra política de privacidad.