Taxi rutero en La Habana Foto © Cubadebate

Modifican el servicio de microbuses en La Habana en medio del fracaso del plan estatal para el transporte privado

Este artículo es de hace 1 año

El Ministerio de Transporte (MITRANS) anunció este viernes nuevas regularizaciones al servicio de transporte que arrancó en enero con la entrada al país de más de 400 microbuses de 12 plazas cada uno, importados desde Rusia.

Este servicio no ha satisfecho la demanda ciudadana y ahora las autoridades de la capital han anunciado un nuevo sistema de rutas que impide brindar servicio libre hasta después de las 9 de la noche.

Según Marta Oramas, viceministra del MITRANS, las medidas se deben a insatisfacciones tanto de la población como de los choferes, puede leerse en el sitio oficialista Cubadebate.

La regulación estatal fija nuevos horarios para el servicio en ruta que tiene un costo de 5 CUP. Comenzará a las 6:30 a.m. y terminará a las 9:0 p.m., hora a partir de la cual los taxistas podrán transportar a pasajeros bajo el modelo de ruta libre.

La funcionaria explicó que la coincidencia de las “dos modalidades del servicio durante el día en las rutas, y con diferentes precios” es uno de los factores que impulsaron la reorganización del servicio porque ha generado “inconformidad en la población”.

Otro cambio que impone el MITRANS establece solo 5 minutos de descanso en cada parada para recoger o dejar pasajeros. Se anunció, además, que cada carro tendrá dos conductores, un titular y un trabajador contratado.

Los choferes contarán con cinco días de descanso al mes, en los que pudieran brindar servicio de taxis libres en la noche y de ruta en el horario habitual.

“Con el objetivo de compensar los efectos de la limitación del servicio libre, se modificó la tarifa de arrendamiento actual entre los transportistas y la empresa Taxis Cuba”, agrega el anuncio del ministerio.

Por su parte, Jorge Luis Díaz Hernández, Director General de Taxis Cuba aseguró que “ya trabajan en una nueva aplicación móvil para monitorear el movimiento de los choferes”, mediante GPS.

“Por ejemplo, desde este momento por quejas justificadas por los clientes, el titular debe abonar de 100 a 150 CUC de multa. Esta medida se toma para asegurar un servicio de buena calidad”, dijo el funcionario.

Desde que se puso en marcha a inicio de año este servicio de transportación para aliviar la crisis de los boteros las quejas ciudadanas han ido en aumento.

El sistema de reorganización del transporte en La Habana que trataron de poner en funcionamiento desde noviembre ha sido un fracaso total. Las quejas tanto de choferes como de la población habanera se han disparado debido a la inflación de los precios que provocó, por ejemplo, la venta regulada de combustible a los taxistas.

Este artículo es de hace 1 año

Archivado en:

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985