Jorge I. Domínguez Foto © The Harvard Gazette

Profesor cubanoamericano de Harvard sancionado por conducta sexual inapropiada

Este artículo es de hace 1 año

Una reconocida personalidad de los estudios latinoamericanos en Estados Unidos, el académico cubanoamericano Jorge I. Domínguez, fue despojado de su título de Profesor Emérito de la Universidad de Harvard tras los resultados de una investigación interna por denuncias de acoso sexual.

"Los hallazgos de la investigación de la Oficina de Resolución de Disputas (ORD) revelan un patrón de comportamiento de largo historial que, en varios puntos, violó las políticas diseñadas para garantizar un entorno educativo y laboral seguro y no discriminatorio", escribió en un comunicado Claudine Gay, decana de la Facultad de Artes y Ciencias (FAC) de la prestigiosa institución universitaria.

El anuncio de la medida disciplinaria fue divulgado este jueves a través de correo electrónico, enviado a personas y entidades asociadas a la FAC, según reportó el diario estudiantil The Havard Crimson.

"Estoy consternada por los resultados del informe de investigación y desconsolada por quienes tuvieron que soportar los comportamientos descritos", agregó Gay en su mensaje.

Bajo las sanciones impuestas, Domínguez perderá los derechos y privilegios otorgados a miembros eméritos de la facultad, y no podrá mantener su oficina en el recinto universitario, ni enseñar y asesorar a estudiantes, o recibir apoyo de asistentes administrativos y de investigación.

Domínguez tampoco podrá asistir a ningún evento patrocinado por la FAC, ya sea dentro o fuera del campus de la facultad. La decana recomendó además excluir al profesor de cualquier recinto de Harvard y prohibirle asistir a cualquier evento patrocinado por la universidad.

Domínguez, de 74 años, decidió retirarse de su puesto en Harvard en el verano de 2018, luego de hacerse públicas las acusaciones en su contra por conducta sexual inapropiada. Las alegaciones de una decena de mujeres obligaron a la FAC a colocarlo en licencia administrativa y abrir un caso de investigación.

Su salida del ámbito universitario se produjo después de 46 años de labor académica en la más antigua institución de educación superior de Estados Unidos, Domínguez inició su trabajo como profesor allí en 1972 y ocupó cargos como vicerrector para Asuntos Internacionales y presidente de la Cátedra Antonio Madero para Estudios de Política y Economía en México y América Latina.

La pesquisa de la Oficina de Resolución de Disputas (ORD) se extendió por aproximadamente un año y concluyó que Domínguez incurrió en una "conducta sexual inapropiada" hacia varias personas en repetidas ocasiones durante décadas.

La FAC no estaba obligada a compartir las conclusiones de la investigación, pero la decana escribió que decidió hacerlo porque considera que la transparencia es "vital para la seguridad y el bienestar" de los estudiantes.

"Seguir nuestras políticas y procedimientos ha dado lugar a un conjunto de sanciones que, en efecto, sacan a Jorge Domínguez de nuestra comunidad", escribió Gay. "Esto, a su vez, ha creado la obligación de que nuestra comunidad esté informada de su sanción".

Pero el caso de Domínguez ha motivado otras decisiones administrativas en Harvard.

Al conocerse los resultados de la investigación, el presidente de Harvard, Lawrence S. Bacow, escribió una carta el jueves anunciando que la universidad iniciará una revisión externa de las circunstancias que propiciaron el fallo en proporcionar un entorno laboral seguro.

La misiva de Bacow indica que la revisión usará "la situación de Domínguez" como "guía", pero se centrará principalmente en investigar el entorno que permitió que la conducta de Domínguez continuara durante cuatro décadas, a pesar de indicios de sus faltas desde principio de los años 80.

El informe final del caso halló un "fallo institucional prolongado" en la FAC, lo que facilitó el abuso de Domínguez.

La abogada Debra S. Katz, que representa a cuatro de las mujeres que acusaron a Domínguez de conducta indebida, escribió que sus clientes estaban "gratificadas" por la decisión de eliminar el estatus emérito al profesor cubanoamericano y expulsarlo del recinto universitario.

"La decisión de la universidad (...) envía un poderoso mensaje a los profesores de la Universidad y de todo el país de que el acoso sexual no será tolerado", escribió Katz en un mensaje divulgado por The Harvard Crimson. "También indica a las víctimas de acoso sexual y asalto sexual en todas partes que sus voces serán escuchadas".

Nacido en La Habana en 1945, Domínguez abandonó Cuba con su familia en 1960. Asistió a la Escuela Preparatoria de Belén, en Miami, y luego a la Escuela Preparatoria en el Bronx de Nueva York, ambos colegios jesuítas privados. En 1967 se graduó de la Uiversidad de Yale, y posteriormente concurrió a Harvard, donde recibió un doctorado en 1972.

En su extensa bibliografía figuran los títulos Cuba: Order and Revolution (1978), Insurrection or Loyalty: The Breakdown of the Spanish American Empire (1980), To Make a World Safe for Revolution: Cuba’s Foreign Policy (1989) y The Cuban Economy at the Start of the Twenty-First Century (2005), entre otros. En 2009 la editorial Colibrí publicó La Política Exterior de Cuba (1962-2009).

Este artículo es de hace 1 año

Archivado en:

Wilfredo Cancio Isla

Periodista de CiberCuba. Doctor en Ciencias de la Información por la Universidad de La Laguna (España). Redactor y directivo editorial en El Nuevo Herald, Telemundo, AFP, Diario Las Américas, AmericaTeVe, Cafe Fuerte y Radio TV Martí.

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985