Justin Amash Foto © Justin Amash/ Twitter

Justin Amash, primer congresista republicano en apoyar un “impeachment” contra Trump

Este artículo es de hace 1 año

El congresista del estado de Michigan, el republicano Justin Amash, se ha sumado a las fuerzas demócratas que piden que el presidente Donald Trump sea enjuiciado.

Se trata del primer miembro del partido de Trump en reclamar al Congreso que actúe contra el mandatario.

En su cuenta de Twitter, Amash dijo que el abogado especial Robert Mueller, en su investigación acerca de la interferencia de Rusia en las elecciones de 2016, identificó “múltiples ejemplos de conducta que satisfacen todos los elementos de la obstrucción de la justicia y, sin duda, cualquier persona que no sea el presidente de los Estados Unidos sería acusado en base a dicha evidencia”.

Al presentar las conclusiones de su informe, Mueller no halló evidencias de una conspiración entre Trump y Rusia; sin embargo, mostró 11 posibles casos de obstrucción de la justicia por parte del líder o su campaña.

Para Amash esto solo puede conducir a un impeachment, que él define como una forma especial de acusación, y que no requiere una causa probable de que se haya cometido un delito.

“Simplemente requiere una constatación de que un funcionario ha participado en conductas descuidadas, abusivas, corruptas o de otro modo deshonestas”, señaló.

“Bajo nuestra Constitución, el Presidente ‘será destituido del cargo por destitución y condena de traición, soborno u otros delitos y faltas graves’. Aunque no se define ‘delitos altos y faltas’, el contexto implica conductas que violan la confianza pública”, aclaró.

“Las instituciones americanas dependen de que los funcionarios mantengan las reglas y el espíritu de nuestro sistema constitucional, incluso cuando hacerlo es personalmente incómodo o produce un resultado políticamente desfavorable. Nuestra Constitución es brillante e impresionante; merece un gobierno que lo coincida”, añadió.

El congresista criticó también la posición del fiscal general, William Barr, quien determinó que Trump no obstruyó la justicia.

En opinión de Amash, Barr “ha tergiversado deliberadamente” la labor de Mueller, con la intención de “engañar al público” sobre los hallazgos del asesor especial.

“Contrariamente a la representación de Barr, el informe de Mueller revela que el presidente Trump se involucró en acciones específicas y un patrón de comportamiento que cumple con el umbral para el juicio político”, puntualizó.

Por último, advirtió de las consecuencias que puede traer para el estado de derecho el pasar por alto los hechos del presidente.

“Nuestro sistema de controles y equilibrios se basa en que cada rama guarda celosamente sus poderes y mantiene sus deberes bajo nuestra Constitución. Cuando la lealtad a un partido político o a un individuo triunfa sobre la lealtad a la Constitución, el estado de derecho — el fundamento de la libertad — se desmorona”.

Este artículo es de hace 1 año

Archivado en:

Playlist de videos en CiberCuba


Comentarios


¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985