Técnicos trabajan en los ómnibus importados de Rusia a Cuba Foto © Televisión cubana

Cuba todavía ensambla los primeros 20 ómnibus rusos de los 250 que se pondrían en marcha este año

Este artículo es de hace 1 año

De los 250 ómnibus rusos que Cuba prometió poner en marcha este año, solo 20 han comenzado a armarse y todavía no están listos, cuando ya se acerca el cierre del primer semestre.

En la Empresa Productora de Ómnibus de Guanajay, Artemisa, técnicos rusos han estado asesorando a los obreros cubanos en la producción de estos ómnibus que “tendrán capacidad para 25 personas sentadas y 18 más de pie”, según ha reportado la prensa nacional.

En medio de la crisis del transporte que experimenta Cuba, donde incluso se ha anunciado el regreso de “los amarillos” para apoyar la circulación de pasajeros y sortear la escasez de combustible, las autoridades del Transporte en el país anunciaron, a inicios de año, estos autobuses rusos como una "alternativa confortable y ecológica", "similar a los ómnibus Diana" (de marca china) que ya transitan por el territorio nacional.

Sin embargo, la emisora radial oficialista Radio Reloj ha informado este domingo que “se trabaja con retraso en el ensamblaje de los primeros 20 equipos” a causa de las “sanciones impuestas por Estados Unidos” que han impedido que los cargamentos rusos lleguen a Cuba en tiempo.

Pese a la promesa del Gobierno Cubano de poner en marcha ómnibus más confortables y seguros, incluso antes con los Diana chinos, los ciudadanos ya levantan quejas por la mala factura de estos últimos porque presentan problemas en la hechura de las puertas.

Este artículo es de hace 1 año

Archivado en:

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985

Esta Web utiliza cookies propias y de terceros, para mejorar la experiencia de usuario, recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad y mostrar publicidad adaptada a sus intereses.

Más información sobre nuestra política de privacidad.