Turismo en Cuba (imagen de referencia) Foto © CiberCuba

Los estadounidenses pueden seguir viajando a Cuba tras las nuevas sanciones de EE.UU, asegura un experto

Este artículo es de hace 1 año

La administración de Donald Trump anunció este martes un paquete de medidas que prohibirán -a partir del 5 de junio- a cruceros, embarcaciones de recreo y aviones privados viajar a Cuba. Asimismo, cortó las licencias para contactos "pueblo a pueblo" (people-to-people).

Sin embargo, aún existen formas de visitar la Isla dentro del marco de lo legal, asegura el experto en viajes Collin Laverty, presidente de la compañía Cuba Educational Travel, dedicada a llevar cientos de grupos de estadounidenses al país caribeño.

"Todavía hay varias formas de visitar legalmente Cuba, los vuelos comerciales se dejaron intactos y cualquier reserva realizada anteriormente puede continuar", indicó Laverty en un reciente comunicado de prensa.

Las compañías aéreas de hecho solo han prohibido a los estadounidenses los viajes de la categoría people-to-people, pero siguen vigentes otras 11 categorías de viajes legales a Cuba –entre ellas los programas académicos, las reuniones profesionales y apoyo para el pueblo cubano–, lo cual podría dar un voto de esperanza a agencias como las de Laverty.  

De hecho, cualquier viaje dentro de la categoría “personas a personas”, planificado antes del 5 de junio será “aceptado”.

Los trámites para los ciudadanos estadounidenses que quieran ir a la isla se pueden verse en esta página del Gobierno de EE.UU. 

"Estudiaremos las nuevas regulaciones y veremos cómo continuar llevando legalmente a miles de estadounidenses a Cuba en el futuro", aseguró.

El Departamento de Estado especificó en el informe que las sanciones están directamente vinculadas a la industria del turismo, que "tiene fuertes lazos económicos con los sectores de seguridad, militares e inteligencia en Cuba".

"El turismo ha servido para llenar los bolsillos de los militares cubanos, las mismas personas que apoyan a Nicolás Maduro en Venezuela y reprimen al pueblo cubano en la Isla", señaló la nota.

Sin embargo, para Laverty este “gran éxito político" está dirigido a los votantes de la Florida en el período previo a las elecciones de 2020 y a su vez, tendrá un impacto negativo para “millones de cubanos”. 

"Esto no tiene nada que ver con empoderar al pueblo cubano y tiene todo que ver con empoderar a un puñado de personas en la Florida que nunca han estado en Cuba", apuntó.

El directivo también mencionó las nefastas consecuencias para las compañías estadounidenses, que proveen empleos y “pagan impuestos” en su país de origen.

“Donald Trump, el empresario, envió a sus abogados y vendedores a Cuba en busca de hoteles y resorts. Como presidente, ha caído en la trampa del intercambio de caballos con los legisladores cubanoamericanos y el teatro político de los que dicen ser duros con Castro durante las visitas a la calle Ocho ", denunció.

El Gobierno de Estados Unidos tomó estas nuevas medidas porque responsabiliza al régimen cubano de la opresión que sufre el pueblo de la Isla y el papel directo que está jugando La Habana en la crisis de Venezuela, donde apoyan al líder chavista Nicolás Maduro. 

Este artículo es de hace 1 año

Archivado en:

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985