Jo Ann Skousen Foto © Flickr/ Gage Skidmore

Profesora norteamericana afirma que las sanciones de Trump “les facilitan a los comunistas culpar a EE.UU. por sus fracasos”

Este artículo es de hace 1 año

La escritora y profesora norteamericana Jo Ann Skousen ha criticado las sanciones impuestas a Cuba por el gobierno de su país, a las que describe como “una serie de movimientos violentos y mal orientados”.

“¿Y para qué? ¿Los líderes de Cuba sufrirán por la pérdida del turismo? Un poco, pero no mucho. La comida siempre logra encontrar su camino a las mesas de las élites comunistas. Dañar al pueblo cubano no perjudica al gobierno cubano. Sanciones, embargos y prohibiciones de viaje juegan en sus manos. Pueden culpar a Estados Unidos en lugar de al socialismo por sus problemas económicos”, dijo en un artículo publicado en wsj.

Skousen, directora del Festival de Cine Libertario de Anthem, ha proyectado en el evento documentales sobre disidentes cubanos, que le motivaron el deseo de visitar Cuba “para conocer a las personas cuya resistencia había llegado a admirar”.

Junto a su esposo, el reconocido economista Mark Skousen, había organizado un crucero para 80 personas en noviembre. Un viaje que ha quedado suspendido tras la prohibición de Trump a los cruceros de atracar en la Isla.

“Nuestra guía en Cuba está devastada. Me envió un correo electrónico: ‘No tienes idea de cómo esto duele. Mi negocio ha sido destruido por los cambios. . . . Un cambio muy, muy triste en mi vida que tengo que empezar de nuevo’”, denunció.

La también profesora hizo referencia a Ted Henken, del Colegio Baruch, quien señaló que la mitad de las 600.000 personas con licencias comerciales en Cuba están involucradas en la industria del turismo.

“No solo se han encontrado sin clientes; los puertos se cerraron tan repentinamente que muchos tienen productos perecederos que ya no pueden vender. Como dijo uno de nuestro grupo: ‘Un inconveniente para nosotros, los ricos, la gente libre. Una tragedia para la gente escandalosa y talentosa en el bien pagado sector turístico de Cuba’”, añadió.

“Estoy triste por haber perdido la oportunidad de visitar Cuba. La oportunidad puede no venir de nuevo por varios años. Pero estoy aún más triste por los cubanos que trabajan duro y que de repente se quedan sin trabajo”, sentenció.

La prohibición del gobierno de Donald Trump a los cruceros y otras embarcaciones de recreo a atracar en Cuba, que entró en vigor este miércoles 5 de junio, ha afectado a casi 800.000 reservas, informó este miércoles la Asociación Internacional de Líneas de Cruceros (CLIA, por sus siglas en inglés).

En Cuba, muchos destacan la urgencia de resolver los problemas internos, sin depender tanto del contexto externo. La arrendataria Dayana, de 34 años, expresó a CiberCuba que los cubanos deben enfocarse en hacer más por ellos mismos: en producir comida y generar divisas que no vengan solo del turismo.

“Creo que tarde o temprano los cruceros volverán, pero mientras tendremos que traer visitantes de China o acabar de abrir nuestra economía al resto del mundo, a todos los que estén en disposición de hacer negocios en Cuba”, añadió.

Este artículo es de hace 1 año

Archivado en:

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985