Sin Nivaldo Díaz no hay paraíso para el voly playero cubano

Las duplas de la Isla en los panamericanos de la capital peruana regresarán sin medallas y en el caso de los hombres ni tan siquiera se mantuvieron en la lucha hasta la jornada de cierre del deporte.

Luis Enrique Reyes Foto © Jit/ Luis Enrique Reyes

Este artículo es de hace 2 años

La magnífica actuación de Nivaldo Díaz y Sergio González en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro-2016, está lejos de ser hoy “caldo de cultivo” para el voleibol de playa cubano, que en Lima no logró “raspar” ni el escalón más bajo del podio de premiaciones.

Las duplas de la Isla en los panamericanos de la capital peruana regresarán sin medallas y en el caso de los hombres ni tan siquiera se mantuvieron en la lucha hasta la jornada de cierre del deporte.

Luis Enrique Reyes demostró que, a sus 20 años, todavía tiene muchísimo que aprender. Jugar al lado de Sergio no es tarea fácil y lo peor es que en cada partido Reyes sacaba a flotes más carencias.

Pasar a ocupar labores defensivas no resultó la mejor opción para un muchacho acostumbrado a desempeñarse en zona delantera y su estancia en Perú llegó a parecer un suplicio sobre la arena de las canchas de Costa Verde de San Miguel.

Por nivel, el quinto era el lugar que le tocaba a los voleibolistas cubanos y quinto fue el escaño que ocuparon. En realidad lo malo fue dejar actuaciones tan negativas y pasajes en el juego que rozaron lo mediocre, al punto de ver a ambos con rostros de quien implora desesperadamente que algo termine.

Las mujeres, por su lado, lucieron mejor y sus derrotas fueron cerradas. Incluso en semifinales cuando perdieron 0-2 ante Argentina, fue en una pugna cerrada, decidida por esas pequeñas cosas que favorecen a los campeones, y las nuestras no eran las indicadas para proclamarse en esta ocasión.

Leila Martínez y Maylén Delís cayeron este martes en la discusión del tercer escaño ante la pareja brasileña de Angela y Carolina, por 21-19 y 21-18, pero esos mismos marcadores muestran que sus presentaciones tuvieron calidad y que, al menos, existen argumentos para mantenerlas juntas, algo bien lejano al panorama en el sector varonil.

Finalmente, el binomio chileno de Marco Grimalt y Esteban Grimalt y las estadounidenses Jace Pardon y Karissa Cook obtuvieron las coronas entre hombres y damas en un evento donde las bajas temperaturas escondieron los tan seguidos bikinis.

Los primos Grimalt desbancaron a los mexicanos Juan Virgen y Lombardo Ontiveros, por 21-19, 22-24 y 15-10, mientras que las norteamericanas Pardon y Cook vencieron a las argentinas Fernanda Pereyra y Ana Gallay, con parciales de 14-21, 22-20 y 15-10.

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar?
Escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba