Paloma Domínguez Caballero Foto © Facebook de los padres

Cuba anuncia que muerte de la niña Paloma fue por contaminación con Estafilococo

Este artículo es de hace 1 año

En un comunicado emitido a última hora de este viernes, el Ministerio de Salud de Cuba anunció que la causa de las reacciones severas de tres menores de edad luego de ser inyectados con vacunas PRS, una de ellas con resultados mortales, fue la contaminación con una bacteria del tipo Estafilococo.

Según el comunicado oficial, “se demostró que la causa de los eventos que presentaron las tres niñas fueron por violaciones de las normas establecidas en la vacunación, provocados por negligencias durante el proceso de conservación, preparación, manipulación y exposición del bulbo utilizado”.

En uno de los puntos señalados por el comunicado se lee: "El cuadro clínico presentado por las tres niñas afectadas con el evento adverso se corresponde con un Síndrome de Shock Tóxico, provocado por una bacteria (Estafilococo aureus), aislada en las investigaciones realizadas".

La información aparecida simultáneamente en Granma y Cubadebate pasadas las 10 de la noche, señala que a “la enfermera involucrada directamente en este hecho, se le aplicó la medida de separación definitiva del Sistema Nacional de Salud, la inhabilitación del ejercicio de la profesión y se encuentra en proceso de instrucción penal”.

Además, precisa que “a otros cuadros y funcionarios con responsabilidad en el control de las deficiencias identificadas, se les aplicaron medidas administrativas”, aunque no precisa cuáles.

El comunicado, además, ha querido quitar responsabilidad al Estado o al Ministerio de Salud aduciendo que "este evento adverso no está vinculado a las propiedades intrínsecas y de calidad de la vacuna PRS; el lote y diluente utilizado se comprobó que se encuentra apto para su uso, según los exámenes de laboratorio realizados en varios centros de investigación acreditados del país".

"La vacuna PRS adquirida se ha aplicado en el esquema de vacunación durante años en nuestro país", agrega la nota informativa, "es importada, está precalificada por la Organización Mundial de la Salud, certificada y aprobada para su uso por el Centro para el Control Estatal de Medicamentos, Equipos y Dispositivos Médicos (CECMED)".

El pasado 7 y 8 de octubre se diagnosticaron tres niños de un año de edad con reacciones severas asociadas a la vacunación con PRS, para combatir las enfermedades Parotiditis, Rubéola y Sarampión. Según reconoce la nota oficial, "todos habían sido vacunados el 7 de octubre en el Policlínico “Betancourt Neninger” del municipio de La Habana del Este, provincia de La Habana". Luego de agravarse sus estados, fueron ingresados en terapia intensiva en los hospitales pediátricos “Borrás-Marfán” y Centro Habana.

El 9 de octubre en horas de la noche, falleció la niña Paloma Domínguez Caballero, de un año de edad, ingresada en el Hospital Pediátrico “Borrás-Marfán” como consecuencia de las complicaciones de su vacunación. Las otras dos niñas vinculadas a este evento, a partir del tratamiento intensivo realizado, se recuperaron y fueron dadas de alta hospitalaria.

La nota del MINSAP cubano concluye: "El Ministerio de Salud Pública lamenta lo acontecido y adopta las medidas para que hechos como este no se repitan en nuestro país".

Este artículo es de hace 1 año

Archivado en:

Ernesto Morales

Periodista de CiberCuba

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985