José Mujica junto a Evo Morales Foto © Consuladogeneraldebolivia.com

José Mujica sobre la situación en Bolivia: “Es un golpe de Estado, sin vueltas”

El expresidente uruguayo, José Mujica, considera que lo sucedido en Bolivia es un "golpe de Estado" y precisó que la riqueza de recursos que tiene ese país lo hace desconfiar de las motivaciones.

"Para mí es un golpe de Estado, no hay que darle mucha vuelta. ¿Por qué? Porque hay un ultimátum del Ejército que se tiene que ir o ir y la Policía cuartelada, punto y ¿cómo se llama eso?", dijo el exmandatario en declaraciones a Televisión Nacional del Uruguay (TNU).

"Bolivia es muy rica, se dice que tiene 70 % del material imprescindible para hacer las nuevas baterías, todos sabemos que en el mundo hay un cambio energético. No estoy acusando porque no tengo pruebas, estoy desconfiando, por la historia", añadió.

Mujica consideró que queda en un segundo plano si lo sucedido se debió a un eventual fraude en las recientes elecciones en Bolivia, y precisó que eso es difícil de demostrar por todas las mesas que se habían incendiado.

"¿Qué sentido tiene si cuando se anunció un nuevo evento electoral la maquinaria golpista no se detuvo? ¿Y qué tiene que ver la represión que se hizo sobre casas, familiares, a la vista y consideración de los cuerpos armados de Bolivia? Es evidente que hay un golpe de Estado", reiteró.

Mujica indicó que "puede ser" que Morales "se haya equivocado al forzar la posibilidad de llegar a ser candidato", pero cree que "todo eso no justifica el linchamiento ni las cosas que están pasando. Además, si fue así, se abría la puerta a un nuevo proceso electoral y empezar de nuevo, (pero) tampoco se quiso aceptar, se optó por el otro camino", concluyó.

En lo que respecta a la sociedad boliviana, el exguerrillero y actual senador uruguayo indicó que el país "había dado un salto", y que muchos de los sectores más humildes, "sobre todo los indígenas", habían mejorado su situación.

"El viejo liberalismo está enfermo, está hackeado porque el neoliberalismo no tiene ninguna cortapisa de aliarse con actitudes que son fascistoides, eso no es propio del viejo liberalismo, hay cambios. Al parecer el sistema representativo está muy debilitado, los partidos no están dando respuesta a muchas expectativas que tiene la gente", concluyó.

Además de José Mujica, también el Gobierno de México, Cuba, Venezuela, Uruguay y el presidente electo de Argentina, Alberto Fernández, han calificado de "golpe de estado" la sucesión de acontecimientos en la nación sudamericana.

Otros países latinoamericanos mostraron su preocupación, pero evitaron utilizar el término y plantearon la necesidad urgente de celebrar elecciones democráticas libres, que supongan un tránsito hacia la paz.

Este lunes, el exfutbolista argentino, Diego Armando Maradona, también calificó lo ocurrido en Bolivia como un "golpe de estado orquestado", y salió en defensa de Evo Morales, quién renunció este domingo a su cargo en medio de la aguda crisis política que paralizó al país las últimas tres semanas.

El punto culminante se produjo después de que la Organización de Estados Americanos (OEA) denunciara la existencia de "graves irregularidades" en las elecciones generales del pasado 20 de octubre. Este hecho hizo que el exmandatario aceptara convocar nuevas elecciones.

Morales compartió en las últimas horas una imagen en sus redes sociales en la que aparecía durmiendo en el suelo bajo unas sábanas que simularon una tienda de campaña. De esta forma pasó su primera noche como expresidente del país andino.

La Asamblea Legislativa de Bolivia tiene previsto reunirse este martes para tratar la renuncia de Evo Morales y elegir a su sucesor, tras una cifra creciente de renuncias que han dejado a la oposición ante la posibilidad de asumir un gobierno interino, y convocar a elecciones presidenciales en 90 días.

Archivado en:

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985