Evo Morales | Foto © BBC
Evo Morales | Foto © BBC

A Bolivia "voy a volver en cualquier momento", afirmó Evo Morales


Publicado el Domingo, 17 Noviembre, 2019 - 14:46 (GMT-4)


"Voy a volver en cualquier momento", dijo el expresidente boliviano Evo Morales en una entrevista exclusiva con la BBC.

Morales, quien se encuentra en México en calidad de asilado político luego de que renunciara a la presidencia de su país, sostuvo el sábado una extensa y por momentos muy tensa conversación con el periodista uruguayo Gerardo Lissardy, a quien aseguró convencido que regresará a Bolivia en cualquier momento, aunque no precisó la fecha de su posible retorno.

Al iniciar la entrevista, el periodista le preguntó cómo se definía en ese momento: "¿presidente, expresidente, presidente depuesto, asilado político?, ¿cuál es su condición en este momento?". Morales aclaró que no se siente presidente de Bolivia, "porque ser presidente es hacer gestión", sostuvo.

No ad for you

"Usted sabe que trabajamos desde las 5 de la mañana hasta las 11, 12, 1 de la mañana cada día, de lunes a domingo. Eso no lo estoy haciendo, por tanto personalmente no me siento presidente, aunque interpretaciones jurídicas digan que sigo siendo", afirmó el exmandatario boliviano.

En varios momentos de la entrevista, Morales insistió en que en Bolivia hubo un golpe de estado y se ha instaurado una dictadura, y denunció la complicidad de Estados Unidos en el proceso que lo llevó a abandonar el cargo.

"Estaba en campaña contra mí la embajada de EE.UU., totalmente", subrayó, y luego conjeturó: "Si estaba en campaña contra mí, cómo no va a participar en un golpe, aunque visiblemente no se ha visto".

Y en un intento por sostener su postura, añadió: "Que EE.UU. primero reconozca a la señora (refiriéndose a la presidenta interina Jeanine Áñez), ya nos damos cuenta que es un golpe de Estado".

Morales también culpó a la Organización de Estados Americanos (OEA) de lo que él llama golpe de Estado, ya que esta organización ha estado señalando el fraude cometido en las elecciones de Bolivia y que se recoge en un informe. 

Al respecto, Lissardy lo interpeló acerca de la irregularidades detalladas en el informe de la auditoría de la OEA, a lo que el exmandatario ripostó: "Dígame en qué departamento, cuántas mesas se alteraron, dónde está ese informe". Y achacó cualquier irregularidad en el conteo de votos al Tribunal Supremo Electoral.

En otro momento de la entrevista, el periodista le preguntó: "¿Qué le dice a quienes señalan que usted mismo contribuyó a esta crisis, polarizó al país al desconocer el resultado del referéndum donde los bolivianos le dijeron que no se volviera a presentar, volvió a presentarse buscando un cuarto mandato presidencial y eso llevó a una polarización enorme del país?".

"Ese referéndum, plagado de mentiras. Si algo ganó ese 21 de febrero es la mentira: nos ganaron por falta de 70 mil votos, toda la derecha unida. Ahí sí ha participado directamente la embajada de EE.UU., cómo ha planificado para el 21 de febrero. Sus colegas periodistas metidos en esa campaña", respondió.

Acerca de si creía no haber cometido ningún error al postularse nuevamente a elecciones, Morales contestó acaloradamente y cuestionó al periodista si era de derecha o un "enviado": 

"Pero dígame usted, qué error he cometido. No quiero pensar que usted parece representante de la derecha boliviana. Quiero decirles, una vez sacamos un decreto supremo de levantar la subvención a los combustibles. Me equivoqué, he corregido. Sé corregir mis errores. Eso me ha permitido batir todos los récords: en lo democrático, político, económico y social".

Más adelante, ante la pregunta de por qué se fue de Bolivia, ya que a muchos les llamó la atención que abandonara el país, Morales respondió exasperado:

"Mira, el día sábado 9 de noviembre, métase en su cabeza si es un ser humano, llego a Chimoré (centro de Bolivia). Los equipos de seguridad me hacen leer los mensajes recibidos: "Entrégame a Evo, vamos a operar". Llamadas telefónicas, mensajes: "Mandaré 50 palos grandes". Yo preguntaba: ¿qué es 50 palos grandes? 50 mil dólares para quien me entregue. ¿Usted quiere verme muerto? Te pregunto. ¿Quiere verme muerto? Dígame… Respóndame, como periodista, ¿quiere ver muerto al Evo?".

Casi al finalizar la entrevista, Morales aseveró que su tarea actual es ayudar a pacificar Bolivia.

"Cualquier negociación tiene que ser para pacificar Bolivia", apuntó refiriéndose al gobierno interino. "Pero qué dije yo, justamente para que no haya hechos de sangre, el domingo en la mañana dije: vamos al diálogo, que haya nuevas elecciones si quieren sin Evo Morales, y con nuevo Tribunal Supremo Electoral".

Sin embargo, el periodista le recordó a Morales que él propuso no participar en las nuevas elecciones, pero lo dijo cuando ya estaba asilado en México y no cuando aún permanecía en Bolivia, lo que molestó nuevamente al expresidente. 

Sobre la posibilidad de volver a presentarse a elecciones en el país sudamericano, no descartó que en el futuro pueda postularse nuevamente. "Eso no depende de mí, depende de los movimientos sociales, depende de Bolivia", aseguró.

Comentarios


¿Tienes algo que reportar? Envíalo a CiberCuba:

editores@cibercuba.com 
 +34-962-353-194


Recibe todo el contenido de CiberCuba sin censura por Telegram:

CiberCuba en Telegram


Siguiente artículo:

Esta Web utiliza cookies propias y de terceros, para mejorar la experiencia de usuario, recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad y mostrar publicidad adaptada a sus intereses.

Más información sobre nuestra política de privacidad.