Osmani Garcés Ortiz Foto © Imagen de la Policía

Cubano acusado de asesinato genera polémica entre agentes de ICE y de la Policía de Colorado

La oficina del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) y la Policía de Colorado no están de acuerdo en relación al caso de un cubano acusado de intento de asesinato.

Osmani Garcés Ortiz, de 37 años, fue arrestado a finales de octubre en Denver por un delito de drogas y allanamiento y, poco después, salió bajo fianza de 2 mil dólares. En noviembre Ortiz volvió a la cárcel acusado de asalto e intento de asesinato.

Los agentes de Ice sostienen que la Policía no debió permitirle salir bajo fianza sin antes entregarlo a las autoridades migratorias, dado que Ortiz permanece en EE.UU sin estatus legal.

“Era absolutamente predecible que residentes inocentes sufrirían a manos de extranjeros criminales cuando entró en vigor la atroz ley de santuario”, dijo John Fabbricatore, director de ICE en Denver.

“Esta ley pone en riesgo la seguridad de todos los ciudadanos de Colorado”, agregó.

Se refiere a la ley santuario que entró en vigor en el estado en agosto de este año. La misma impide que la Policía mantenga detenido a un ciudadano hasta que ICE se haga con su custodia, pero no prohíbe avisar a la agencia antes de liberarlo.

No obstante, la Oficina del Sheriff sostiene que sí avisaron a ICE dos horas y media antes de soltar al cubano. Según ellos, el tiempo era suficiente porque se encuentran a menos de dos millas de la cárcel del condado.

Después de las declaraciones de la Policía, ICE corrigió sus declaraciones en relación al caso del cubano y aunque aclaran lo del aviso previo, sostienen que este no es "funcional".

Osmani Garcés Ortiz

El cubano, que actualmente se encuentra en la cárcel de Arapahoe con una fianza de 200 mil dólares, ha sido acusado de asalto e intento de asesinato.

Los medios locales aún no tienen información de lo ocurrido pero refieren que Garcés Ortiz le disparó en los pies a una persona y huyó de la escena. 

La víctima había sido apuñalada por otra persona que acompañaba a Ortiz en el momento del crimen.

Garcés Ortiz llegó a Estados Unidos en balsa el 31 de marzo de 2008 y se acogió a la entonces vigente política de Pies Secos, Pies Mojados, derogada en 2017 por el expresidente Barack Obama

Su exención de no inmigrante expiró en 2012; y en agosto de 2015, le fue negada la residencia permanente por sus antecedentes criminales, quedando así en riesgo de ser deportado.

Archivado en:

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985

Esta Web utiliza cookies propias y de terceros, para mejorar la experiencia de usuario, recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad y mostrar publicidad adaptada a sus intereses.

Más información sobre nuestra política de privacidad.