Incendio en Australia Foto © Wikimedia Commons

Los devastadores incendios de Australia pueden continuar activos durante meses

Los incendios de Australia han provocado desde septiembre pasado la muerte de al menos 24 personas y cerca de 500 millones de animales, la destrucción de miles de viviendas y la devastación de millones de hectáreas; sin embargo, lo peor de esta tragedia es que, según los expertos, no está cerca de acabar.

Según reportó BBC, este sábado los fuegos continuaban fuera de control en la costa este, alimentados por las altas temperaturas y la presencia de fuertes vientos en la región, lo cual provocó que miles de viviendas quedaran sin electricidad.

Al menos 480 millones de animales han perdido la vida por los incendios y, además, por la falta de alimentos y refugio, según detalló el canal DW-TV.

Esta cifra incluye solo a una gran parte de los mamíferos, aves y reptiles que habitan en el estado de Nueva Gales del Sur, donde se reportan 36 mil kilómetros cuadrados de terrenos calcinados.

Australia está sufriendo una de sus peores temporadas de incendios forestales debido al registro de temperaturas récord y una sequía que ha azotado al país durante meses. En el año que recién concluyó, la nación austral estableció dos veces en diciembre un nuevo récord de temperatura, de 40,9 y 41,9 grados Celsius.

Ello fue propiciado por el  fenómeno conocido como dipolo del Océano Índico o el Niño indio. Aunque también se ha comprobado que algunos incendios comenzaron de forma deliberada.

Los fuegos se han dado sobre todo en zonas de la costa este y sur, donde habita la mayor parte de la población. Unas 4 000 personas estrenaron el año 2020 refugiadas en las playas y muelles, tras tener que abandonar sus hogares por el avance de los fuertes incendios.

Además de los fallecidos, hay decenas de desaparecidos.

Cientos de bomberos trabajan sin descanso por aire y tierra, apoyados por una cantidad superior de voluntarios. Pero apagar estos fuegos es muy difícil, y a veces es preferible evitar que se esparzan antes de extinguir los que están ardiendo. Mientras, la policía, el ejército y la marina se han centrado en las labores de evacuación.

Muchos australianos han criticado al primer ministro, Scott Morrison, por su gestión de la crisis. Este anunció más financiamiento para los bomberos, así como el envío de 3 000 soldados para apoyar la lucha.

No obstante, los científicos alertan que los incendios se volverán más frecuentes e intensos.

La fauna silvestre ha sufrido daños por ahora incalculables. Los canguros son animales que se mueven con rapidez y generalmente pueden escapar de las llamas, pero otros como los koalas, que andan despacio, no suelen sobrevivir.

Además, las llamas destruyen el hábitat de los animales, lo que deja en estado de indefensión a los sobrevivientes aún después de extinguidos los fuegos.

Archivado en:

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985