Guardía iraní (archivo) Foto © Wikipedia

Irán afirma que ataque aéreo es solo el primer paso de su dura venganza contra Estados Unidos

Los Guardianes de la Revolución iraní informaron en un comunicado que el ataque con misiles de su fuerza aérea contra base en Irak es apenas un primer paso de su "dura venganza" contra Estados Unidos por el ataque aéreo en que murió su comandante, Qasem Soleimaní.

"Al Gran Satán, el régimen cruel y arrogante de EEUU, advertimos de que cualquier otra maldad, violación u otras medidas se enfrentará a una respuesta más dolorosa y aplastante", aseguró el Cuerpo de los Guardianes de la Revolución en una nota difundida en su web.

El comunicado extiende las amenazas contra países árabes aliados de Estados Unidos que albergan bases militares estadounidenses, e insta a que no se utilicen esos territorios para lanzar ataques contra Irán.

"Advertimos a los gobiernos aliados de EE.UU. que han dado sus bases al Ejército terrorista de ese país, que cualquier territorio, si es el origen de actos hostiles y agresivos contra la República Islámica de Irán, será nuestro objetivo", apuntó.

El cuerpo militar de élite aconsejó que el gobierno norteamericano convoque a sus soldados en la región "para evitar más daños y para no poner en peligro la vida de los militares de ese país por el creciente odio diario hacia el régimen impopular que domina EE.UU.".

Según el Pentágono, más de una decena de misiles balísticos impactaron en las últimas horas en dos bases aéreas que albergan tropas del país en Irak, las de Ain al Asad y Erbil.

Un portavoz del Pentágono, Jonathan Hoffman, afirmó en un comunicado que todavía no se sabe si ha habido víctimas pero que está claro que los cohetes "se lanzaron desde Irán".

Una fuente dijo que las primeras informaciones indicaban que no había víctimas entre los estadounidenses, aunque otras autoridades del Gobierno se negaron a comentar el asunto.

Los reportes de medios iraníes dijeron que 80 "terroristas estadounidenses" habían muerto y que helicópteros y equipos militares de Washington resultaron dañados, aunque no revelaron sus fuentes para confirmar esos datos.

El líder supremo de Irán, el ayatolá Ali Jamenei, dijo que los ataques eran "una bofetada en la cara" para Washington. El ministro de Relaciones Exteriores, Mohammad Javad Zarif, por su parte, dijo que Irán había tomado "medidas proporcionales" en defensa propia y que no buscaba escalar la confrontación. 

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, que ordenó un ataque con drones para matar al general Qassem Soleimani en Bagdad el pasado viernes, origen de la escalada de tensiones, dijo en Twitter: "¡Todo está bien!".

Está previsto que el presidente Trump haga una declaración este miércoles.

Archivado en:

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985