Estatua de José Martí en el Parque Central y busto | Foto © Collage
Estatua de José Martí en el Parque Central y busto | Foto © Collage

José Martí, la libertad y el rol de las estatuas


Publicado el Miércoles, 8 Enero, 2020 - 10:29 (GMT-4)


José Martí vivía en Nueva York cuando la Estatua de la Libertad fue inaugurada el 28 de octubre de 1886. Escribió una crónica dedicada a tal acontecimiento que fue publicada al día siguiente en La Nación.

“Terrible es, libertad, hablar de ti para quien no te tiene”; eran las palabras que iniciaban el texto en referencia a la que se convertiría en uno de los monumentos más importantes del mundo occidental y símbolo de la emancipación de los pueblos.

Las estatuas son obras de notable carga simbólica. Cuando, además, están pensadas para ocupar un lugar protagónico en el espacio público de una ciudad, ese simbolismo adquiere relevancia social.

No ad for you
Estatua de la Libertad, Nueva York, Estados Unidos / Imagen de Andreas H. en Pixabay

Martí no imaginó, cuando escribía aquel artículo, que él mismo se convertiría en una figura de carga simbólica tan relevante para la sociedad cubana y vinculada al concepto de la libertad.

Recientemente varias estatuas dedicadas al Héroe Nacional de Cuba, en La Habana, han sido ultrajadas por un movimiento opositor al Gobierno Cubano, conocidos como Clandestinos.

Su acción la han concebido como “un grito de guerra contra la dictadura y un llamado al pueblo al clandestinaje". Sin embargo, provoca posiciones divergentes entre los cubanos, tanto dentro como fuera de la Isla.

¿Por qué ocurre esto? No se trata de que estemos divididos, los de adentro contra los de afuera o izquierda contra derecha. Más allá de las divergencias políticas, lo que verdaderamente causa contradicción es que se trata de una agresión que parte de nuestra propia comunidad, la cubana. Es una autoagresión al símbolo.

11 de marzo de 1949 Foto: Fernando Chaviano / Granma.cu

El primer gran escándalo de ataque a una estatua de Martí ocurrió un 11 de marzo de 1949, cuando un grupo de marines estadounidenses disfrutaba de un pase en las frescas noches del puerto habanero.

Uniformados y ebrios, eran un grupo llamativo. Uno de ellos escaló hábil la estatua del Apóstol, en el Parque Central y desde allí puso a prueba el reflejo de micción para la sorpresa e ira de los cubanos presentes.

Afrenta a la estatua de José Martí Foto: Bohemia

El momento fue capturado por el lente del fotógrafo ambulante Fernando Chaviano, quien aprovechó la trifulca originada entre marines borrachos y ciudadanos cubanos tocados en el honor, para trasladar sus fotos a la prensa.

A la mañana siguiente las imágenes circulaban por los diarios cubanos. La acción provocada desde un agresor externo funcionó para cohesionar a la población en el repudio al hecho.

Marines retenidos en la Estación de Policía. Foto: Bohemia

¿Habría en los imberbes y ebrios marines la intención de profanar un símbolo? ¿Estaban acaso meándose en la historia de quien un siglo antes había alabado a la Estatua de la Libertad en uno de los más hermosos textos que se le ha dedicado?

Podríamos especular al respecto, pero prefiero volver al poeta. Hay más sabiduría en sus palabras que en los chismes de diarios y revistas viejas.

Limpieza de la estatua tras ser agredida / Foto: Bohemia

Otro importante episodio de interacción pública con un busto martiano que tuvo con repercusión mediática ocurrió a manos del activista LGBTI+ Víctor Hugo Robles, en mayo del 2019.

El episodio estuvo asociado a las reacciones frente a la manifestación pacífica del Parque Central y el Paseo del Prado que realizó la Comunidad LGBTI+ cubana. Esta manifestación fue considerada por Mariela Castro, presidenta del Centro Nacional de Educación Sexual (CENESEX) como un “show” orquestado desde Miami.

Robles, de origen chileno compartió en Facebook un texto y una foto en la que pinta de rojo los labios del monumento a José Martí y le coloca una bufanda con los colores de la bandera gay.

Este activista, es conocido como "El Che de los Gays" y en su espontánea interacción con el busto del Apóstol sabía que de alguna manera tendría el respaldo de Mariela Castro. Sin embargo, obtuvo el rechazo de la comunidad cubana en el exterior y el silencio cómplice de los medios de comunicación cubanos.

La relevancia de los contextos

Los textos martianos son estudiados y reinterpretados muchas veces fuera del contexto histórico en que fueron escritos. Los cubanos hicimos un oficio de aquello de extraer brevísimas citas y usarlas a nuestro antojo.

El movimiento Clandestinos, por ejemplo, bajo su “No somos oposición, somos Clandestinos", se describen en Facebook con un fragmento de Abdala: 

El amor, madre, a la patria
no es el amor ridículo a la tierra,
ni a la yerba que pisan nuestras plantas;
Es el odio invencible a quien la oprime,
es el rencor eterno a quien la ataca.

Estatua de José Martí en el Parque Central / CiberCuba

Quienes conozcan el poema en su totalidad, reconocerán el profundo mensaje sobre los caminos a transitar para alcanzar la libertad de la patria. Sin embargo, quienes solo lean este fragmento, en el contexto propio del siglo XXI, no encontrarán más que una misión de odio y guerra.

Rechazando la práctica de extraer fragmentos, pero presa de los placeres que provoca, cierro mi texto con palabras de Martí escritas en su crónica sobre la Estatua de la Libertad:

“Los que te tienen, oh libertad, no te conocen. Los que no te tienen no deben hablar de ti, sino conquistarte”.

Artículo de opinión: Las declaraciones y opiniones expresadas en este artículo son de exclusiva responsabilidad de su autor y no representan necesariamente el punto de vista de CiberCuba.

Contribuye con CiberCuba

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

Gretchen Sánchez

Periodista en CiberCuba. Doctora en Ciencias por la Universidad de Alicante, España. Lic. en Estudios Socioculturales, Cuba.

Comentarios


¿Tienes algo que reportar? Envíalo a CiberCuba:

editores@cibercuba.com 
 +34-962-353-194


Recibe todo el contenido de CiberCuba sin censura por Telegram:

CiberCuba en Telegram


Gretchen Sánchez

Periodista en CiberCuba. Doctora en Ciencias por la Universidad de Alicante, España. Lic. en Estudios Socioculturales, Cuba.

Esta Web utiliza cookies propias y de terceros, para mejorar la experiencia de usuario, recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad y mostrar publicidad adaptada a sus intereses.

Más información sobre nuestra política de privacidad.