Basurero en Santa Clara Foto © CiberCuba

Aumenta la propagación de ratas en Santa Clara

Desde hace meses Santa Clara sufre notables afectaciones a partir de la deficiente recolección y tratamiento de los desechos sólidos. Mientras el gobierno se ha visto obligado a alargar los ciclos de recogida de basura por su escasa disponibilidad de combustible, crecen las montañas de inmundicias en las esquinas de la ciudad, y con ellas, se propagan las ratas y otros vectores.

“Aquí siempre hubo ratones, porque como es una ciudad vieja, viven en las alcantarillas y en los conductos de desagüe. Pero en los últimos tiempos ya no son ratas lo que te encuentras, parecen hurones”, asegura Migdalia Pinto, residente en la calle Villuendas.

Ratas muertas en las calles de Santa Clara / Foto: CiberCuba

Según explica, aunque resulta más común avistarlas en horario nocturno también merodean las calles citadinas a plena luz del día. “Hace mucho que no se hace una desratización en la ciudad, de milagro estamos vivos, porque cada vez son más, y ya ni siquiera te dan veneno por la sectorial de higiene como hacían antes”.

Cada vez resulta más habitual el olor nauseabundo que desprenden los roedores muertos. Bien lo saben los barrenderos como Heriberto, que cada mañana tiene que alargar su pala para recoger varios ejemplares estrangulados por las gomas de los carros.

“A veces en una misma cuadra te encuentras hasta tres ratas aplastadas. ¡Aquí hay ratas por rastra! Hay días que estamos barriendo y chocan con los pies de uno, y ves que se quedan así bobitas, como atolondradas. Yo les tengo pánico”, confiesa este trabajador, quien ve un vínculo director entre la propagación de los roedores y la deficiente higiene comunal.

Basurero en Santa Clara / Foto: CiberCuba

“Nosotros barremos y recogemos la basura más finita, pero hay lomas de basura acumulándose días enteros en las aceras, y el carro no pasa. Entonces, claro que tienen que aumentar las ratas”, reflexiona.

Tantas han sido las quejas que hace solo unos días llegaron incluso al periódico provincial Vanguardia. El semanario publicó la carta de Ida María López, residente en la calle Sarmiento entre La Cruz y Río, del reparto Pastora. 

La remitente explica que, debido a la cercanía de su vivienda al río Bélico, es cada vez mayor la afectación por los roedores. Según dice “las ratas y los ratones son enormes y se meten por todas partes”, y apunta que sobre ella y sus vecinos pende un alto riesgo epidemiológico.

Basurero en Santa Clara / Foto: CiberCuba

“La enfermera del consultorio médico 16/17 ha explicado que los que se quieran vacunar contra la leptospirosis tienen que esperar a que haya cinco interesados para no malgastar el bulbo que se abre. Eso lo hacen solo unos pocos, pero en una zona de riesgo como la mía, debería convertirse en una obligación promovida por Salud Pública”, denunció Ida María en su misiva a Vanguardia. 

Luego reflexionó: Si en nuestro país se organizan tantas campañas, como la del dengue, ¿por qué no una contra la leptospirosis, que es también una enfermedad mortal y terrible? ¿Hasta cuándo estaremos expuestos? ¿No sería más seguro para todos que estuviésemos vacunados en un momento difícil con el tema de los medicamentos?

Archivado en:

Comentarios


¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

 +34621383985