Yordanis Díaz, presidente de la Iglesia Cristiana Reformada de Cuba Foto © Captura de video de YouTube

Padre cubano denuncia que la profesora de su hijo lo maltrató por ser cristiano

Un nuevo caso de discriminación por motivos religiosos ha ocurrido en Cuba. El hecho fue dado a conocer por Yordanis Díaz, presidente de la Iglesia Cristiana Reformada, quien denunció que su hijo Abiut, de ocho años, fue agredido por su profesora debido a su fe.

Según relató Díaz al portal Evangélico Digital, el abuso hacia el niño como represalia por su religión ha sucedido más de una vez. En una ocasión, fue humillado en público frente a sus compañeros por manifestar que creía en Dios. Otro día, la misma maestra le arrebató una pulsera que llevaba porque tenía el nombre de Jesús.

“Los maestros son pedagogos, y como pedagogos están para enseñar y educar, no para maltratar. Y mucho menos en un sistema como el nuestro, que se vanagloria de la educación que tenemos, de los maestros y principios que tenemos. Y esto es lo que estamos formando, niños traumados; por lo menos el mío ya lleva una herida en su vida que por largos años la va a tener”, dijo.

“Es que todavía muchos en este país no han concientizado el valor ni el lugar que tiene la fe en la vida de la personas. Cada cual es libre de creer, la maestra y la directora de la escuela practican algún tipo de religión, porque llevan una manilla. Yo respeto su fe aun cuando es muy diferente a la mía, pero ella también tiene que respetar mis creencias y las de mi hijo”, precisó.

Refirió Díaz que la directora del centro le informó que el asunto se había tratado en el claustro de profesores y el consejo de dirección, y que luego se había trasladado a Educación, donde se había puesto “en manos del jurídico”. De ahí deben avisarle las medidas que se tomen.

Hace menos de dos semanas los padres de dos niños judíos de Nuevitas, en Camagüey, decidieron quitar a sus hijos la kipá (gorro ritual típico de los judíos) en la entrada de las respectivas escuelas de los pequeños, tras ser amenazados con ir a prisión por el delito de “detener el desarrollo normal de un menor”, según les informó la fiscal de Menores.

Desde el inicio de este curso escolar habían denunciado agresiones por parte de otros estudiantes. En noviembre pasado la maestra de uno de los niños, quien además es la secretaria del Partido en el centro, intentó expulsarlo con la excusa de que el menor estaba cometiendo faltas graves y había interrumpido una actividad política en honor de Fidel Castro.

Archivado en:

Comentarios


¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

 +34621383985