Mar-a-Lago es uno de los objetivos en Florida. Foto © The White House / Joyce N. Boghosian

Publicación militar estadounidense revela aumento de espionaje chino en Florida

Al menos nueve ciudadanos chinos fueron arrestados en los últimos dos años en Florida por espionaje o presunto espionaje militar y económico en Estados Unidos, cinco de ellos en los últimos meses, informó la publicación American Military News.

"China plantea un desafío serio y a largo plazo para Estados Unidos que requiere una respuesta integral duradera. Florida alberga más de 20 instalaciones militares, y es importante que garanticemos la protección de todas las áreas sensibles a la seguridad nacional", dijo el senador cubanoamericano Marco Rubio tras casos de espionaje recientes.

El pasado noviembre, el teniente de la Marina de Estados Unidos, Fan Yang, su esposa y dos ciudadanos chinos fueron acusados por supuestamente intentar exportar siete "botes inflables de estilo militar" y ocho "motores fuera de borda militares" a China sin la debida autorización en Jacksonville, apunta la publicación.

A este caso se sumó el arresto el 26 de diciembre de Lyuyao Liao, un ciudadano chino de 27 años inscrito en un programa de leyes en la Universidad de Washington en St. Louis, por traspasar los planos  (anexo Truman) de la Estación Aérea Naval de Key West.

Con el objetivo de esa misma base, otros tres ciudadanos chinos fueron acusados ​​de traspasar y fotografiarla en el último año y medio. "Dos fueron atrapados apenas quince días después de que Liao fuera arrestado. Uno, Zhao Qianli, fue sentenciado a un año de prisión en febrero de 2019 después de tomar fotos de equipos de antenas en la base", detalla American Military News.

El espionaje chino también se ha volcado en los últimos meses hacia el complejo turístico Mar-a-Lago, propiedad del presidente Donald Trump. En noviembre, la empresaria china Yujing Zhang, fue condenada a cárcel por mentir al Servicio Secreto al deambular por los terrenos de Mar-a-Lago. Otro ciudadano chino fue detenido el 18 de diciembre por la Policía de Palm Beach bajo la acusación de merodear de noche esas instalaciones, e intentar entrar, aunque se desconoce si se investiga ese caso como vigilancia. 

"El objetivo final [de cualquier servicio de inteligencia] es acercar a alguien al presidente o al equipo de seguridad nacional que puedan", dijo Ray Batvinis, un agente especial de supervisión retirado del FBI, a la citada publicación.

Según reveló Nicholas Eftimiades, un oficial de inteligencia retirado que mantiene una base de datos con los espías chinos detenidos en los últimos 30 años en todo el mundo, China utiliza tanto a profesionales como aficionados para recopilar información militar y económica, en particular tecnología de punta.

En Estados Unidos los casos registrados en 2019 fueron en su mayoría para robar secretos comerciales de Apple, vehículos autónomos e investigaciones contra el cáncer. Aunque en Florida, solo se registraron 11 casos de los 304 procesos federales llevados adelante en las últimas tres décadas contra espías chinos en terroritorio estadounidense, el estado más sureño del país cuenta con universidades, instalaciones de defensa e investigación y la casa de descanso de Trump, quien el pasado año fijó su residencia oficial en el área de West Palm Beach.

Espionaje comercial

En septiembre de 2016 Amin Yu, de Orlando, quien trabajaba a tiempo parcial en una universidad no identificada en Orlando, fue sentenciada a 21 meses de prisión por exportar "sistemas y componentes para vehículos sumergibles marinos".

Chunzai Wang, un oceanógrafo que trabajaba en el centro de investigación de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica en Virginia Key y en una agencia china al mismo tiempo, fue sentenciado en febrero de 2018 por estar involucrado "en el Programa 973 de China, que moviliza talentos científicos para fortalecer la investigación básica en línea con los objetivos estratégicos nacionales de la República Popular de China", señaló el Departamento de Justicia.

En 2018 tanto el Instituto Nacional de Salud de Estados Unidos como el senador Rick Scott advirtieron de las influencias extranjeras en investigadores y del robo de información "para usarla en última instancia contra nosotros", dijo Scott en una nota a los presidentes de las universidades de Florida. 

En diciembre de 2019 el CEO y presidente del H. Lee Moffitt Cancer Center & Research Institute en Tampa presentó su renuncia tras los vínculos de él y otros cuatro investigadores con el "programa de 1000 talentos" de China, un programa de espionaje sospechoso, según el FBI. Este 13 de enero, cuatro profesores de la Universidad de Florida abandonaron sus puestos por lazos con China. En ambos casos tras auditorías internas, apunta American Military News.

Con motivo de estos casos, en el Estado se creó una comité para evitar que "el contribuyente de Florida subsidie ​​inadvertidamente la investigación y el desarrollo para un país extranjero", dijo su presidente Chris Sprowls.

Archivado en:

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985