Playa de Varadero Foto © CiberCuba

Turista ucraniana describe su viaje a Cuba: “Había cucarachas alrededor de la comida”

Una conocida presentadora de televisión ucraniana relató en una entrevista las experiencias que tuvo recientemente en Cuba, donde pasó unos días de vacaciones con su hijo de ocho años.

Anna Olitskaya, quien como parte de su trabajo acostumbra a viajar y luego revelar a los espectadores de New Channel sus vivencias, declaró al portal FACTS que la isla caribeña la sorprendió totalmente. Lo primero que le chocó fue el sistema de “todo incluido” que ofrecen los hoteles de Varadero, y que ella califica con solo una palabra: Horrible.

El hecho es que ‘todo incluido’ en Cuba y, por ejemplo, en Egipto o Turquía, son significativamente diferentes. Los cubanos realmente no se molestan con respecto al servicio; cocinan alimentos sin guantes, no controlan la limpieza. Pero las cucarachas que vi al día siguiente de nuestra estancia terminaron conmigo." ¡Se arrastraron silenciosamente al lado de la comida!”, denunció

Como nos dijeron más adelante, no se está a salvo de esto en Cuba en ningún lado, y no importa si toma un hotel con cuatro o cinco estrellas, y hasta seis. precisó.

Después de eso, su hijo y ella solo comieron alimentos a la parrilla que cocinaban frente a ellos, y algunas frutas como guayaba, fruta bomba, y piña.

Mi recomendación para aquellos que van a la Isla: Llevar algunos bocadillos.

La presentadora se refirió también a las tiendas, con estantes medio vacíos y en las que solo abundaba el ron. También le llamaron la atención que en las carreteras cubanas solo circulan Moscovich, Volgas y Ladas.

Los servicios para turistas en Cuba tampoco son baratos. Una vez, por ejemplo, me lastimé un dedo del pie con un coral, y el puesto de primeros auxilios más cercano estaba a un kilómetro del hotel. Por supuesto, puede llamar a un médico, pero le costará, al menos 150 dólares. Por lo tanto, simplemente inundé la herida con yodo, recordó.

Durante los días que pasó en La Habana, Anna y su hijo tomaron un taxi. Su conductor, nombrado Rolando, les dijo que los cubanos están contentos con todo. “Se siente bien en casa y no ve el punto de buscar una vida mejor en otros lugares: tiene dinero, una casa de tres pisos. Y sueña con que sus hijos también quieran vivir toda su vida en Cuba”, expresó.

Pese a las malas experiencias, la joven madre asegura que le gustaría volver a Cuba.

Gente muy amable me sobornó. A pesar de todo, son felices y abiertos, y esto se siente. Y volvería por la salsa. Todas las noches en Varadero, donde vivíamos, los turistas bailaban con los lugareños en la calle. La energía se apoderó de todos y comenzaron a moverse al ritmo de la música. ¡Y no importa si sabes cómo hacerlo o no!, concluyó.

Lo ocurrido a estos viajeros en el hotel de Varadero donde se hospedaron es lamentablemente muy frecuente. La falta de higiene en las instalaciones del lugar es habitual, y es usual encontrar lo mismo vasos sucios, colillas de cigarro en las plantas ornamentales y goteras en las zonas comunes, que cortinas de ducha con moho y suciedad en los inodoros en las habitaciones.

En cuanto a la cortada que sufrió Anna en su pie, también es “normal” la falta de atención médica, pues muchos de esos hoteles no ofrecen ni siquiera una aspirina a sus clientes.

En septiembre pasado, la cubana Sheyla Pérez Tumbarell denunció que su hijo tuvo un accidente en el hotel Fiesta Americana, perteneciente a la cadena Gaviota, y las autoridades del local no le prestaron atención médica ni la ayudaron. El padre del menor lo tuvo que trasladar en su propio medio de transporte hacia un hospital de Matanzas.

Archivado en:

Comentarios


¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

 +34621383985