Collage de tres títulos en competencia Foto © www.elconfidencial.com

Hoy en la noche se entregan los premios Oscar más predecibles de la historia

El mundo entero sabe ya, o imagina con certeza, quiénes serán los ganadores. De modo que la gala será la glamorosa confirmación de lo ya consabido. Mejor filme del año, debe ser el bélico y espectacular 1917, cuyas posibilidades de ganar aumentaron luego de triunfar también en los Globos de Oro, y en los premios del gremio de críticos y de productores.

El filme 1917 representa la posibilidad de que el conservadurismo académico eluda la virulencia crítica de El Joker (a pesar de las once nominaciones merecidísimas), y se desmarque de la visión personal de Quentin Tarantino en Érase una vez… en Hollywood. Ambas nominadas pero con escasas posibilidades de ganar en la principal categoría.

Es probable que Sam Mendes, el director de 1917, se vea anulado en su categoría ante la abrumadora presencia de dos de los más importantes autores del cine norteamericano en los últimos años: Tarantino (que sigue esperando por un Oscar como director), y Martin Scorsese, con El irlandés. Hace como tres lustros, Scorsese ganó con Infiltrados, pero lo nominaron en vano con Hugo, El aviador, Pandillas de Nueva York, La edad de la inocencia, Goodfellas y Toro salvaje. Tal vez los académicos opten por un voto sentimental, y decidan desagraviar al maestro indiscutible.

En honor a la verdad, en vez de Mendes, Scorsese o Tarantino, debía triunfar el coreano Bong Joon-ho por Parásitos, uno de esos filmes insignias, que marcan la época en que se estrenan. ¿Y El Joker, es decir, Todd Phillips? Seguramente será ignorado como director, de modo que esta vez le tocará  ser desdeñado, tal y como lo fue Scorsese con Taxi Driver en 1976, cuando ni siquiera lo nominaron y terminaron premiando a Rocky.

Y como los merecimientos de El Joker serán pasados por alto en la mayor parte de las once categorías en que está nominada, la ocasión de la Academia para compensarla llegará con Joaquin Phoenix, uno de los ganadores más consabidos de los últimos tiempos. Les tocará perder, desgraciadamente, a Antonio Banderas (Dolor y gloria), Jonathan Pryce (Los dos Papas) y Adam Driver por Historia de un matrimonio.

Algunos pensábamos que este sería el año de Scarlett Johansson en el Oscar, pues está doblemente postulada como actriz protagónica y secundaria, pero seguramente perderá en ambas categorías, porque es tremendo el impacto de Renée Zellweger como actriz protagónica en Judy, y el de Laura Dern como secundaria en Historia de un matrimonio. Ambas deben ganar para disgusto de Johansson y sus admiradores.

El actor secundario premiado debe ser Brad Pitt por Érase una vez… en Hollywood, aunque la duda asaltará a quienes prefieren, con abundantes argumentos, a Anthony Hopkins por Los dos papas. Pero ganará Pitt, para compensar a Tarantino.

En el Oscar a mejor película internacional es casi imposible que le nieguen la estatuilla a la coreana Parásitos. En otras categorías, es posible que ocurran las siguientes consagraciones: entre Parásitos y El irlandés se va a quedar el Oscar a la mejor edición; Toy Story 4 (Mejor película animada); 1917 será la ganadora en Mejor Cinematografía, y la canción del año debe ser (I’m Gonna) Love me Again, de Rocketman, la biografía de Elton John.

Mujercitas es el tipo de película que gana el premio al mejor vestuario aunque puede que se le atraviese Érase una vez… en Hollywood, mientras que Avengers: Endgame tiene todas las papeletas compradas para ganar en efectos visuales, como siempre ocurre con los taquillerazos que la Academia premia de soslayo, como sin querer.
 

Archivado en:

Joel del Río

Joel del Río. Periodista, crítico de arte y profesor. Trabaja como redactor de prensa en el ICAIC. Colabora en temas culturales con algunos de los principales medios en Cuba. Ha sido profesor en la FAMCA y la EICTV, de historia del cine y géneros cinematográficos.

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985

Joel del Río

Joel del Río. Periodista, crítico de arte y profesor. Trabaja como redactor de prensa en el ICAIC. Colabora en temas culturales con algunos de los principales medios en Cuba. Ha sido profesor en la FAMCA y la EICTV, de historia del cine y géneros cinematográficos.