Cubanos en un mercado Mar y Tierra que vende pescado en La Habana Foto © CiberCuba

Cuba busca aumentar producción pesquera con prioridad en la exportación

El régimen cubano tiene intenciones de incrementar la producción pesquera en la isla, pero principalmente para la comercialización fuera del país, una prioridad que ha expresado a las claras en otras ocasiones.

Así lo confirmó el ministro de la Industria Alimentaria, Manuel Santiago Sobrino Martínez, al visitar la Empresa Pesquera Industrial La Coloma, en Pinar del Río, donde pidió a los trabajadores aumentar la producción para satisfacer las demandas del mercado exterior, de acuerdo con medios oficialistas.

En ese centro, el titular del ramo intercambió con los encargados de procesar la langosta, un crustáceo cuyo destino principal es el continente asiático, mientras que en el mercado doméstico mayormente se consume en instalaciones turísticas.

Según datos oficiales, las langostas, junto a los camarones, reportan ingresos de 63 millones de dólares anuales a la economía cubana.

No en balde, la administración de Miguel Díaz-Canel ubicó a ambas especies en una lista de prohibiciones para la actividad pesquera privada, que contempla la “novedosa” Ley de Pesca, anunciada desde julio de 2019.

El año anterior, en la provincia de Sancti Spíritus se decomisaron 15 700 kilos de langosta, camarón, pescado y tortuga en paladares y autos de Turismo.

A fines de 2019, el gobierno cubano anunció sus planes de exportar camarones a China este año, un país con un desarrollo de esa industria muy superior al de la isla.

Incluso las autoridades aduanales chinas dieron el visto bueno tras hacer una inspección "para certificar las condiciones para la exportación de los productos".

Sin embargo, las autoridades cubanas manifestaron su preocupación debido a que, en los últimos 5 años, se registró una disminución del 44 por ciento entre las 54 especies que se venían pescando en la plataforma insular.

Con todo, la langosta cubana puede encontrarse en mercados de otros países a precios un tanto exorbitantes, como es el caso de Italia, desde donde recientemente se supo que las colas del crustáceo tenían un costo de casi 50 euros por kilogramo.

Entretanto, los cubanos apenas pueden consumir pescado. En un país que tiene acceso al mar por los cuatro puntos cardinales, la población solo puede adquirir esporádicamente este tipo de alimentos.

En 2019 se vendió pescado por un costo de casi 1 dólar la libra, lo cual fue recibido con numerosas críticas. El salario promedio en Cuba no excede los 40 dólares mensuales.

Archivado en:

Maykel González

Periodista de Cibercuba. Graduado de Periodismo por la Universidad de La Habana (2012). Cofundador de la revista independiente El Estornudo.

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985