“Yo soy el punto cubano”, de Celina González, celebra casi 70 años como símbolo de cubanía

Versionada recientemente por David Blanco, la canción fue compuesta e interpretada por Celina González desde 1952.

Celina González y su hijo Lázaro Domínguez, cuando formaron dúo. Foto © www.trabajadores.cu

Este artículo es de hace 1 año

Himno de la música popular campesina, Yo soy el punto cubano contiene detalladas y pintorescas descripciones del paisaje típico, asociado a estampas de la vida campesina que rezuman gracia criolla y poder de sugestión, sobre todos para aquellos que reconocen la belleza de los campos de Cuba.

La canción fue uno de los himnos de batalla de Celina González Zamora, nacida un 16 de marzo de 1928 (es decir, que hubiera cumplido ahora 92 años) y fallecida el 4 de febrero de 2015. Sus padres, cantores naturales, siempre estaban haciendo música, acompañados por un tres, un laúd o una guitarra.

En una de esas canturías dominicales que improvisaban en su casa, Celina había conocido a Reutilio Domínguez y terminaron cantando juntos Lágrimas Negras. Celina debutó, con apenas 20 años, en el programa Atalaya Campesina, de la Cadena Oriental de Radio de Santiago de Cuba. Luego, ya unida artísticamente con Reutilio Domínguez, se trasladaron a La Habana, y en los años cincuenta ya era famoso el dúo de Celina y Reutilio, sobre todo a través de la radioemisora Suaritos, y después en la RHC Cadena Azul, donde también trabajaban Miguelito Valdés, Chano Pozo, Arsenio Rodríguez, Merceditas Valdés, Celia Cruz y otros.

El trovador y guarachero Ñico Saquito les dio su apoyo, y los enseñó a dominar los ritmos populares cubanos como el son, la trova y la guaracha. Muy pronto Celina y Reutilio se anotaron sus primeros éxitos: Santa Bárbara (más conocida como Que viva Shangó), Yo soy el punto cubano, ambas compuestas por Celina junto con Reutilio.

En 1950 se inauguró Canal 6 de Televisión CMQ,  segunda televisora cubana  (le antecedió Unión Radio Televisión Canal 4, estrenada el 24 de octubre de 1950). Celina y Reutilio fueron llamados para que participaran en los programas Jueves de Partagás, El cabaret Regalías y Desfile de la Alegría donde compartirían destacadas figuras de la música campesina como Justo Vega, Adolfo Alfonso, el Indio Naborí, Radeunda Lima y Carmelina Barberis.

La lectura de poetas tan importantes como Nicolás Guillén,  Raúl Ferrer y Jesús Orta Ruiz amplió su horizonte cultural y mejoraron sus improvisaciones. De este modo, aparecen algunas de sus mejores canciones, y en 1952 el dúo se va de gira por América Latina y a Nueva York, donde actuaron junto con Barbarito Diez y Benny Moré. Además, participaron en los largometrajes de ficción Rincón criollo y Bella, la salvaje.

En ese mismo año, 1952, Reutilio pidió a Celina que compusiera un tema que dignificara a la música guajira y surge así Yo soy el punto cubano, pieza emblemática que se convirtió en su carta de presentación. También apareció en el mercado del disco A santa Bárbara, primer larga duración (LD) grabado por dúo.

Durante décadas, Celina González trabajó en el programa de televisión Palmas y Cañas, acompañada por el conjunto Campo Alegre.

Muchos años después, llegó la ocasión de reverdecer laureles en Colombia, donde fue una artista muy popular desde los años 50 del siglo pasado, y cuando volvió, Celina se emocionó hasta las lágrimas por el cariño mostrado por los colombianos, a los que siguió visitando anualmente hasta su retiro. Actuó además, en Francia y Reino Unido.

En su etapa de madurez, con una agenda todavía repleta, Celina grabó un par de discos con el grupo de Adalberto Álvarez y su Son. En 2001 su disco Cincuenta años… como una reina, fue nominado al Premio Grammy como mejor álbum de música tropical, y además obtuvo el premio en el Cubadisco de ese mismo año. Al año siguiente, le otorgaron el Premio Nacional de Música.

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar?
Escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

Joel del Río

Joel del Río. Periodista, crítico de arte y profesor. Trabaja como redactor de prensa en el ICAIC. Colabora en temas culturales con algunos de los principales medios en Cuba. Ha sido profesor en la FAMCA y la EICTV, de historia del cine y géneros cinematográficos.

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba