Ismael Boris Reñí abraza a su hija al llegar a su casa Foto © Zaqueo Báez Guerrero/ Facebook

Liberan al activista de la UNPACU Ismael Boris Reñí tras cumplir un año y 11 meses de cárcel

El opositor Ismael Boris Reñí, miembro de la Unión Patriótica de Cuba (UNPACU), fue puesto en libertad el pasado viernes tras un año y 11 meses en prisión.

Boris Reñí cumplía una sanción de dos años por un supuesto delito de desacato a la autoridad en una cárcel de Melena del Sur, en Mayabeque,

La noticia la dio a conocer Zaqueo Báez, coordinador de la UNPACU, en sus redes sociales. Báez mostró imágenes de la llegada del activista a su casa, usando su correspondiente nasobuco. Allí fue recibido por sus dos hijas pequeñas.

“Después de un año y once meses de estar injusta, arbitraria y cruelmente encarcelado, ha sido liberado nuestro hermano de lucha e ideas Ismael Boris Reñí, promotor de Cuba Decide, de la capital cubana”, escribió el dirigente de la organización opositora.

“Continuamos exigiendo la libertad de su esposa Aimara Nieto Muñoz, José Daniel Ferrer García, Fernando González Vaillant, Roilán Zárraga Ferrer, José Pupo Chaveco y todos los presos políticos”, añadió.

Una vez liberado, el disidente reveló que su principal objetivo ahora es luchar por la excarcelación de todos los presos políticos de la isla, y en particular por la de su esposa, la miembro de las Damas de Blanco Aymara Nieto Muñoz, a la que no ve hace más de siete meses.

“Después de dos años de injusta condena sentí gran impresión al ver a mis hijas”, declaró el activista a Martí Noticias.

El miembro de la UNPACU denunció las terribles difíciles condiciones en las que tuvo que vivir en la cárcel. Relató que se enfermó de la piel y jamás recibió atención médica.

Así lo confirmó también el opositor Angel Juan Moya, quien publicó en su cuenta de Twitter fotos de las lesiones en la piel que presenta Boris Reñí.

Otro castigo al que fue sometido fue no poder ver con la frecuencia establecida a sus hijas ni a su pareja. Constantemente la Seguridad del Estado ha tratado de presionarlos a él y a su pareja diciéndoles que si “se portaban bien, les darían visita conyugal”, algo a lo siempre se negaron.

Ismael Boris Reñí fue detenido el 20 de noviembre de 2018 en su casa de Santiago de Las Vegas, en La Habana, junto a su esposa, para impedirles participar en una presunta protesta pública durante la celebración del 1 de mayo de ese año.

En agosto del 2019, se celebró la vista oral del proceso en el Tribunal Municipal de Marianao. La Fiscalía solicitó para él dos años de privación de libertad por tres delitos de atentado.​

Por su parte, Nieto Muñoz fue condenada en abril de 2019 a cuatro años de prisión por los cargos de atentado y daños.

En febrero pasado fue trasladada a un panel de Las Tunas, a más de 600 kilómetros de su casa en La Habana. Por esa razón, su familia no podrá visitarla luego de las recientes restricciones de viajes, impuestas por el gobierno para frenar la pandemia del coronavirus.

Esta medida fue descrita por Boris Reñí como “un castigo más al matrimonio”.

Archivado en:

Comentarios


¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

 +34621383985