Fregadero privado de coches en La Habana Foto © CiberCuba

El coronavirus destruye más de 136 mil empleos privados en Cuba

El coronavirus y algunos "errores del gobierno" han provocado la destrucción de 136 mil 400 empleos privados en Cuba, mucho de los cuales no volverán a recuperarse, aseguró el economista y profesor Ángel Rodríguez Pita, que monitorea, desde La Habana, la situación de los cuentapropistas.

"El escenario es muy complicado porque hemos llegado a él por tres vías: La crisis económica y financiera anterior a la epidemia, el cierre de fronteras ante la expansión del coronavirus y los errores del gobierno, que aplicó mal la legislación", aseguró.

El presidente en funciones del opositor Partido Demócrata Cristiano de Cuba, Yaxys Cires Dibb, lamentó que el "gobierno no tenga un plan post Covid-19, aún sabiendo las consecuencias actuales y futuras que la emergencia sanitaria traerá para la economía".

El gobierno cubano debe "proponer un paquete de reformas profundas y reales", como ya han hecho varios países, creando comisiones integradas por funcionarios del gobierno, pero también por personas de la sociedad civil y empresarios para llegar a "un consenso sobre un paquete de medidas para reactivar la economía", sostuvo. 

"Cuba no tiene un plan para el día después del coronavirus, o al menos, no la ha hecho público", concluyó Cires Dibb, que apuesta por una solución negociada a la crisis actual, como parte de la transición pacífica a la democracia.

El experto Elías Amor califica de "generoso" el tratamiento que el gobierno cubano dispensó a los trabajadores privados en materia laboral, pero lo vincula a un posible temor del ejecutivo a "un estallido social" y avisa que la situación es "muy desfavorable" para el régimen.

El turismo es una fuente de empleos y rentas para el sector privado cubano, pero ya en el segundo semestre de 2019 se fue desplomando, en enero pasado cayó un 20 por ciento y después vino el cierre total y una medida muy controvertida, amparada en razones sanitarias, privar a los alojamientos particulares, de sus turistas para recluirlos en hoteles estatales, recordó el profesor Rodríguez Pita.

Muchos de esos empleos perdidos "no van a poder recuperarse nunca, principalmente en el turismo y la gastronomía porque el gobierno aplicó mal las leyes", haciendo uso incorrecto de las resoluciones 103/2019 del Ministerio de Trabajo y Seguridad Social y la 427/2019 del Ministerio de Finanzas y Precios, sostuvo.

El cese de actividades de pequeños y medianos empresarios "carece de base legal porque no se ajusta a las causales de suspensión", que establece la legislación cubana; haciendo aún más vulnerable al sector privado, subrayó Rodríguez Pita, que en marzo pidió al gobierno reorientara sus esfuerzos financieros contratando servicios a cuentapropistas en toda Cuba.

La mala aplicación de los instrumentos legales ha disparado el gasto público en otros 99 millones de pesos, calcula Rodríguez Pita, que sitúa en torno al 22 por ciento la cantidad de trabajadores por cuenta propia que han suspendido sus actividades y se han acogido a los beneficios sociales.

El Ministerio de Finanzas y Precios "aplicó mal su propia resolución 427, de este año, obligando a pequeños y medianos empresarios a seguir pagando el Impuesto por contratación de trabajadores y la Tasa de Anuncios y Propaganda comercial", aseguró.

"¿Cómo van a tributar por conceptos que están paralizados por la propia suspensión de su actividad o que, en el caso de los carteles de sus establecimientos, si acaso solo sirven como referencia para carteros?, cuestionó Rodríguez Pita.

CiberCuba  intentó contrastar estos detalles con las ministras de Trabajo y Seguridad Social, Marta E. Feitó Cabrera, y de Finanzas y Precios, Meisi Bolaños Weiss, o personas designadas por ellas para atender nuestra solicitud, pero todas nuestras gestiones, telefónicas y a través de correos electrónicos, han resultado infructuosas.

Marta Feitó, ministra de Trabajo de Cuba / Foto: Cubadebate

El economista cubano Elías Amor Bravo valoró como "muy negativa" la pérdida de 136 mil 400 empleos privados, pero reconoció que el gobierno cubano -quizá temiendo un estallido social- ha sido "generoso" en el tratamiento a los cuentapropistas, facilitando incluso que puedan volver a trabajar en el sector estatal, en ámbitos como la agricultura, ganadería, elaboración y distribución de alimentos.

Amor Bravo coincide con Rodríguez Pita en los errores cometidos por el gobierno cubano en la aplicación de leyes y en la magnitud del desastre económico que supone la pérdida, quizá definitiva, de un 22 por ciento del empleo privado.

Meisi Bolaños Weiss, ministra de Finanzas de Cuba / Foto: Cubadebate

"Las ayudas compensatorias que ofrece el régimen son insuficientes, y por ello, muchos de estos pequeños empresarios no podrán superar la crisis y terminarán cerrando sus negocios para siempre", pronosticó Amor Bravo.

Aumentará de personas que tendrá que ser reocupada en el sector estatal, que está saturado y padece un alto nivel de subempleo crónico, subrayó el economista cubano residente en España, que alertó sobre una merma notable de la recaudación de impuestos que el estado obtiene de los emprendedores cubanos.

Muchos cubanos no podrán satisfacer las demandas que eran atendidas por estos pequeños trabajadores autónomos, con lo que ello supone de reducción de calidad de vida y de necesidades básicas, profundizando la pobreza estructural que padece Cuba.

Pero para Elías Amor el peor escenario es la destrucción de tejido productivo porque "nada volverá a ser como antes, el botero que pierde su carro, la peluquera que cierra su peluquería, el dueño de la paladar o del bar que echan el cierre de sus negocios.

Todos esos cubanos perderán su sustento y volverán a depender del estado, o no tendrán mas remedio que elegir la libertad en el exilio y "el resultado, como quiera que se mire, es malo", concluyó el economista.

Tras varias comparecencias en la Mesa Redonda, las titulares de Trabajo y Finanzas han asumido un perfil público más bajo y, en el caso de la segunda, parece haber delegado la representación de su ministerio en su segundo, el viceministro primero Vladimir Regueiro Ale, en el cargo desde diciembre y que ha asumido hasta la justificación de porque ETECSA no baja sus precios.

Cuba tiene 620 mil trabajadores privados, incluidos pequeños y medianos empresarios y sus empleados, según cifras oficiales.

Archivado en:

Carlos Cabrera Perez

Periodista de CiberCuba. Ha trabajado en Granma Internacional, Prensa Latina, Corresponsalías agencias IPS y EFE en La Habana. Director Tierras del Duero y Sierra Madrileña en España.

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985