Inspector de mosquitos en Cuba y Sacramento José Acebo Hidalgo Foto © CiberCuba / Facebook

Enjuiciarán a artista plástico en Las Tunas por no dejar entrar a su casa a un inspector de los mosquitos

El artista plástico y escritor de Las Tunas, Sacramento José Acebo Hidalgo, será enjuiciado este jueves en un tribunal de esa provincia por no dejar que un inspector de la campaña contra el mosquito Aedes Aegypti inspeccionara su vivienda durante la cuarentena por el coronavirus

El también diseñador independiente vive en esa ciudad del oriento cubano junto con sus padres ancianos, y debido a la vulnerabilidad de los mismos había extremado las medidas de aislamiento en su hogar para protegerlos del COVID-19. 

Según su testimonio, replicado por varios allegados suyos en Facebook, el pasado lunes se presentó en su casa un funcionario de salud pública -sin los medio de protección orientados por el gobierno para evitar el contagio con el coronavirus- para efectuar la revisión de los tanques de agua, como parte de la campaña contra el dengue. 

"Le explico que no me es posible darle entrada en esta ocasión, por causa de que en mi hogar, mis padres ancianos, eran vulnerables al COVID-19; sobre todo mi madre, por ser cardiópata extrema y haber estado recientemente con neumonía, además de señalarle el detalle de que él no llevaba ningún medio de protección adecuado (ni siquiera un par de guantes)", explicó el acusado.

Asimismo, dijo que propuso al agente sanitario inspeccionar él mismo la vivienda y documentarlo con su celular, además de asegurarle que en su casa no había ni un solo mosquito.

Sin embargo, el inspector pidió a sus acompañantes llamar a la policía para que acudieran al lugar y le impusieran una multa de 300 pesos.

"A la llegada de la patrulla, explico nuevamente la situación, recordándoles la exhortación presidencial de ser creativos ante cualquier contingencia... pero me dicen que estoy equivocado, que debo hacerlo a su manera, de otro modo, tengo que ir con ellos a la estación de policía", afirma Acebo Hidalgo, quien aseguró a la policía que llevarlo a una estación policial afectaría su cuarentena.

Al llegar a la estación, en cambio, un oficial le informó al detenido que estaba acusado del delito de desobediencia.

"Yo le explico que eso no puede ser posible, puesto que no he desobedecido, sino que, por el contrario asumo las normas expresadas con respecto al cuidado de los ancianos de la pandemia que azota al país, le describo la situación vulnerable de mi familia, y le explico como he ofrecido una solución viable que resuelva ambos problemas", subraya el artista.  

Pero a pesar de su alegato permaneció la acusación. Por otra parte, a su novia y a una amiga se les informó más tarde que, además, a Acebo Hidalgo se le acusaba, nada más y nada menos que del delito de "¡Propagación de pandemia!", comentó.

El hombre, que padece de hipotermia, deshidratación y calabres debido a una infección que adquirió tras un procedimiento quirúrgico, fue encarcelado 26 horas en una celda para cuatro personas donde habían cinco detenidos. 

Al día siguiente, tras ser liberado con una medida cautelar, le informaron que este jueves en la mañana sería sometido a un juicio en el que le auguraron "todo el peso de la ley" y que no descartan la posibilidad de un nuevo encarcelamiento. 

Sus amigos en Facebook aseguran que Acebo Hidalgo ha cumplido con todas las medidas posibles para evitar que sus padres se enfermen por Covid-19, y piden a un abogado local interceder en el caso. 

También explicaron que el inspector de la campaña contra el Dengue ya había visitado por muchas viviendas anteriormente, lo que pondría en riesgo la salud de otras personas. 

"Lo ideal sería que fuera suspendido ese juicio, pero como al parecer las autoridades implicadas no distinguen entre un burro y un caballo, nos vemos forzados a acudir a estos "mecanismos de campaña", publicó la usuaria Yaiset Rodríguez Fernández, amiga del acusado.

Por su parte, el internauta Lázaro batista señaló que se trata de "una gran injusticia".

"Me atrevo hablar con base pues conozco a la persona implicada, alguien sano y de bien... parece que debido a la situación actual cualquier atropello contra la población civil está justificado", subrayó.

El gobierno cubano ha orientado desde el pasado mes de marzo mantener el aislamiento social y la disciplina para evitar los contagios con el nuevo coronavirus, por lo que millones de personas permanecen recluidas en sus hogares en cumplimiento de las medidas sanitarias. 

Muchas familias han extremado la protección el sector más vulnerable, los adultos mayores, que en Cuba representan el 21,7% de la población. 

En ese contexto, las autoridades han hecho uso del delito de "propagación de la pandemia" para enjuiciar a diferentes personalidades contestatarias de la cultura, como el rapero cubano Maikel Castillo Pérez (a.k.a. Maykel Osorbo), quien fue detenido hace unos días y acusado bajo esos cargos.

Archivado en:

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985