Artista independiente cubano, Julio Ferrer, 2020 Foto © Cortesía para CiberCuba

Artista cubano en Canadá: “Gris con pespuntes negros es el color de estos tiempos”

Patrocinado por ding

Por Gretchen Sánchez Diego:

Canadá adoptó medidas de aislamiento social que protegen a sus ciudadanos, en el aspecto sanitario y en el económico, frente a la crisis del coronavirus. En sus estadísticas oficiales declaran más de 67.600 casos diagnosticados y más de 4.500 muertes por COVID-19.

En Hamilton, Ontario, vive Julio Antonio Ferrer Guerra, un artista independiente cubano que se ha desarrollado en la pintura, el dibujo y la serigrafía, entre otras técnicas de las artes plásticas; y defiende a ultranza los colores planos y la línea perfecta del Pop Art.

La obra de este artista se caracteriza por una técnica cuidada al extremo, un discurso directo y una crítica satírica de diversos temas socioculturales. Julio conversó con CiberCuba sobre su experiencia en Canadá durante esta crisis y la influencia de esta etapa en sus creaciones.

Puedes pasar varios días sin salir de casa por estar trabajando en tus obras. Sé sincero… ¿Te afecta este confinamiento?

El confinamiento no me afecta en lo absoluto. Desde pequeño he buscado ese espacio de soledad y tranquilidad para la creación. Quedarme en casa es como decir quedarme en mi trabajo. En lo personal disfruto el encierro.

"March Outbreak" / Julio Ferrer, 2020

¿Cómo ha sido la cuarentena en Canadá? ¿Medidas de aislamiento radicales o moderadas?

Las medidas han sido moderadas si comparamos con otros países, según lo que he leído. Para el canadiense creo que han sido bastante estrictas, a mi modo de ver.

Aquí los ciudadanos disfrutan de una libertad increíble y nos hemos visto limitados a algo tan sencillo como caminar por el bosque donde muy difícilmente cruzarías paso con alguien.

"March Outbreak # 2 " / Julio Ferrer, 2020

Los lugares de recreo, las bibliotecas, museos, etcétera, han cerrado. Incluso algunas grandes tiendas han aplicado como alternativa la compra online y los clientes recogen el producto en un área específica.

¿Qué es lo que más te ha impresionado de las estrategias de los canadienses para enfrentar esta crisis?

Creo que lo que más me ha impresionado es ver cómo a personas que trabajan de forma independiente, el gobierno nos ha respaldado con una ayuda financiera mensual para compensar el golpe producido al no poder llevar al mercado el producto que ofrecemos.

En mi caso ha sido una ayuda importante porque se cerraron las galerías y ferias de arte al aire libre que en esta etapa de la primavera y el verano ofrecen la oportunidad a los artistas de mostrar y vender su trabajo.

"March Outbreak # 5 COVID-19" / Julio Ferrer, 2020

Esto es algo que nunca había experimentado en lo personal y ver como un gobierno se preocupa por el bienestar de sus ciudadanos es digno de admiración.

No hay un tema social que se escape a tu mirada crítica, satírica. ¿Qué tal la obra dedicada al coronavirus? ¿Qué color le has puesto a esta crisis?

Antes de realizar esta obra hice varios bocetos más cercanos al tipo de trabajo que define mi lenguaje visual. A otras ideas me refiero, pero siempre he sentido atracción por salir a experimentar diversas técnicas y no aburrir mi obra pop.

Desde hace mucho tiempo me atrae la simplicidad de una imagen que diga más con pocos elementos o recursos. Y bueno... creo que aquí resumía la esencia del virus y su contagio. Parafraseando a mi abuela Oneida. Gris con pespuntes negros es el color de estos tiempos.

¿Cómo consigue un artista emigrante entrar en el complejo entramado del arte canadiense?

Todo es cuestión de tiempo y de mucho trabajo y de reordenar tus ideas. Estás en otro contexto bien diferente de dónde vienes. Quizás he tenido un poco de suerte porque mis obras gustan por el rigor técnico que imprimo en ellas y por las ideas.

"March Outbreak # 3" / Julio Ferrer, 2020

Siempre que participo en una exposición o feria de arte hay una reacción positiva ya sea en un comentario, una risa o una carcajada. Creo que también mi personalidad me ha ayudado mucho a llegar a lugares y que se me abran puertas. 

Lo importante es ser consecuente con tu trabajo y por sobre todo ser una persona modesta.

Mantienes familia y amistades en Cuba. ¿Qué sientes cuando piensas en la isla, en tiempos de confinamiento?

Un gran temor a que alguien enferme o algo peor pueda suceder. Los dibujos que he hecho por estos días, a pesar de que reflejan la problemática global del coronavirus, han salido de noches enteras sin dormir por la preocupación.

Algunos creen que la crisis recién comienza, otros más optimistas prevén que en unas semanas llegará a su fin. ¿Dónde te ubicas?

Aquí la crisis comenzó hace 2 meses aproximadamente. Entendiendo cómo se propaga esta enfermedad, no creo que termine mañana o el mes próximo.

"Prefiero estar a seis pies de distancia que seis pies bajo tierra" / "March Outbreak # 4" / Julio Ferrer, 2020

Puede ser que volvamos pronto a una vida "normal", pero habrá que adoptar nuevas estrategias de comportamiento en lugares públicos. Por largo tiempo vamos a tener la preocupación de que si me acerqué demasiado a alguien o toqué tal cosa y nos podamos contagiar.

Una parte importante de tu obra es el arte erótico. No pensarás que me lo iba a saltar en estos tiempos de confinamiento... ¿Crees que cambiará algo en las maneras íntimas de interactuar?

En este tiempo viviendo en Canadá, por ejemplo, logré cambiar la actitud de muchas personas que conozco que te saludaban dando la mano solamente. Llegamos a sentirnos mucho más cercanos cuando me abrazaban o daban un beso. Quizás ahora vuelvan a ser quienes eran antes de conocerme.

La manera íntima de interactuar no creo que cambie entre parejas, pero desafortunadamente sí creo que cambiará a nivel social, interpersonal. Es difícil darlo por hecho, habrá que ver cuando todo vuelva a la normalidad.

Patrocinado por ding
Archivado en:

Patrocinado por ding

Ahora más que nunca, sigue conectado a tu gente

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

 +34621383985