Donald Trump durante un rally en Arizona (2016). Foto © Flickr / Gage Skidmore

Trump defiende consumo de un fármaco no probado contra el coronavirus: “Te da un nivel adicional de seguridad”

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, defendió el fármaco de prescripción contra la malaria para reducir el peligro ante el coronavirus, y dijo que cada persona debe tomar sus propias decisiones en relación a ello.

Las declaraciones de Trump se producen a pesar de las advertencias médicas sobre el consumo del medicamento, cuya efectividad contra el coronavirus no ha sido demostrada. Por el contrario, la Administración de Alimentos y Medicamentos advirtió de potenciales efectos secundarios graves si se usa el fármaco en pacientes con COVID-19.

Durante una visita al Capitolio, Trump dijo a los periodistas, sin ofrecer prueba alguna, que cree que la hidroxicloroquina “te da un nivel adicional de seguridad”, agregando que “la gente va a tener que tomar su propia decisión” al respecto, indica un despacho de la agencia Reuters.

La víspera, el presidente estadounidense había asegurado que llevaba una semana y media tomando hidroxicloroquina, una píldora que todos los días combinada con zinc, comentando además que esta fórmula prevenía la gravedad en caso de contagio con el coronavirus, lo cual desató rápidamente la polémica.

“Comencé a tomarlo porque creo que es bueno. He escuchado muchas buenas historias (...) Todo lo que puedo decirle es que hasta ahora parece que estoy bien”, subrayó, mientras los expertos plantean que el fármaco no ha demostrado ser efectivo.

No obstante, Trump aprobó la distribución de más de 29 millones de dosis en varios hospitales del país, aun cuando varios científicos han llegado a decir que incluso podía perjudicar a los pacientes y en ocasiones tener efectos fatales.

También pidió a la Administración de Drogas y Alimentos (FDA, por sus siglas en inglés) eliminar las barreras que limitan el acceso de las personas a este fármaco.

Por su parte, el director de la FDA, Stephen Hahn, señaló: “Queremos examinar el uso ampliado del medicamento para ver realmente beneficia a los pacientes. Queremos hacerlo en el marco de un ensayo clínico, un gran ensayo clínico pragmático para reunir realmente toda la información”.

El experto estadounidense en enfermedades infecciosas, Rick Bright, fue destituido de su cargo de director de la Autoridad de Investigación y Desarrollo Avanzado Biomédico (BARDA) por oponerse al uso del fármaco.

Ante las declaraciones de Trump sobre el consumo de la hidroxicloroquina, la presidenta de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, Nancy Pelosi, reaccionó con críticas al mandatario, a quien llamó a cuidar su salud más en serio debido a su condición de “obeso mórbido” y su edad.

“En cuanto al presidente, él es nuestro presidente y yo no tomaría algo que no ha sido aprobado por los científicos, especialmente en su grupo de edad y en su, digamos, grupo de peso, obeso mórbido, le llaman. Así que creo que no es buena idea”, dijo Pelosi en entrevista con Anderson Cooper, de la cadena CNN.

Pelosi citó a los anteriores exámenes médicos de la Casa Blanca, que ubicaban al presidente norteamericano ligeramente por encima de lo que la red de Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) considera obeso.

Con una altura de 6 pies y 3 pulgadas, Trump pesaba 243 libras en 2019, cuatro libras más que el año anterior. Su índice de masa corporal (IMC) sería 30.4., una cifra que los CDC consideran obesas a partir de un IMC superior a 30.

Trump, sin embargo, ha sostenido su defensa en el uso del fármaco como un posible camino en la lucha contra el nuevo coronavirus.

Estados Unidos, con 1.510.988 de contagios y 90.432 fallecidos por el brote originado en la ciudad china de Wuhan, es, por amplio margen, la nación más azotada por la pandemia en el planeta. La crisis sanitaria y las medidas resultantes han provocado que más de 30 millones de estadounidenses quedaran desempleados.

Washington ha responsabilizado más de una vez a China por la debacle internacional que ha resultado de la propagación del brote. En particular, el secretario de Estado de EE.UU., Mike Pompeo, ha señalado a la administración del país asiático.

“Lo sabían. China podría haber evitado la muerte de cientos de miles de personas en todo el mundo. China podría haberle ahorrado al mundo la caída en trastornos económicos”, dijo Pompeo en una conferencia de prensa a inicios de mes.

Archivado en:

Maykel González

Periodista de Cibercuba. Graduado de Periodismo por la Universidad de La Habana (2012). Cofundador de la revista independiente El Estornudo.

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985