Ricardo Cabrisas (i) y Miguel Díaz-Canel (d) Foto © ACN

Gobierno de Cuba pide suspender su deuda con el Club de París hasta 2022

El gobierno cubano pidió la suspensión hasta del pago de su deuda con el Club de París hasta 2022, con el fin de evitar mayores presiones a la economía afectada por la pandemia de coronavirus, según un reporte de la agencia AFP.

En una carta dirigida al grupo de 14 países acreedores de Cuba -que incluye principalmente a Francia, España, Canadá y Japón- el viceprimer ministro, Ricardo Cabrisas, habría propuesto "una moratoria para 2019, 2020 y 2021, y volver a pagar en el 2022".

Una fuente diplomática precisa a la agencia que el gobierno cubano ha pedido que en 2021 se realice un análisis de la situación económica para ver si el país se ha recuperado lo suficiente de la crisis para comenzar a pagar nuevamente.

El acuerdo de deuda, firmado en 2015 entre la Isla y los países miembros del Club de París, fue un paso importante hacia la reincorporación de Cuba a la comunidad financiera internacional. 

El pacto se firmó en un momento en que se iniciaba una distensión con Estados Unidos durante el gobierno de Barack Obama.

El acuerdo perdonó 8.500 millones de dólares de los 11.100 millones de la deuda externa que la Isla incumplió hasta 1986. La deuda restante se reestructuró hasta 2033, y parte de ese dinero se asignó a fondos para inversiones en Cuba.

El acuerdo había normalizado en principio las relaciones financieras con los países implicados, luego de la condonación casi total de la deuda por parte de China en 2011 (6 mil millones de dólares), México en 2013 (500 millones) y Rusia en 2014 (35 mil millones).

Los intereses se perdonaron hasta 2020 y después sólo quedó un 1.5 por ciento de la deuda total pendiente. 

Cuba debía desembolsar aproximadamente 80 millones de dólares el año pasado. Pagó a algunos países en su totalidad, pero no a otros, entre ellos España, Francia Japón y Reino Unido.

Economía en tiempos de coronavirus

Ricardo Cabrisas, negociador de la deuda de Cuba, se reunió en enero de este año en París con los acreedores y advirtió que las nuevas sanciones de Washington contra La Habana habían retrasado algunos pagos. 

La isla ya había pedido a comienzos de este año una primera moratoria para la deuda de 2019, y se había comprometido a pagar a más tardar a finales de mayo de este 2020.

“Pretendemos liquidar paulatinamente todos los compromisos correspondientes al año 2019, es decir, con Austria, Bélgica, el Reino Unido, Japón, Francia y España hasta el 31 de mayo del presente año”, indicó Ricardo Cabrisas en febrero en carta a Odile Renaud-Basso, director general del Tesoro francés y presidente del grupo de 14 países acreedores. En la misiva, Cabrisas aludió a que no había otra posibilidad que fuera realista.

Sin embargo, la llegada del coronavirus cerró el turismo, una de las principales fuentes de ingresos del país, e incluso se habrían visto afectadas las remesas familiares de los cubanos residentes en el extranjero, otra fuente importante de ingresos.

El grupo de Cuba en el Club de París está integrado por Australia, Austria, Bélgica, Canadá, Dinamarca, Finlandia, Francia, Gran Bretaña, Italia, Japón, Países Bajos, España, Suecia y Suiza. 

La Comisión Económica para América Latina (Cepal) pronosticó una caída del PIB cubano del 3.7% en 2020, pero muchos expertos creen que la caída será todavía más fuerte.

Archivado en:

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

 +34621383985