Ariel Alonso Pérez Foto © Foro Antitotalitario/ Facebook

Condenan a opositor cubano a cuatro años de trabajo correccional con internamiento

El opositor cubano Ariel Alonso Pérez, militante del Foro Antitotalitario Unido (FANTU), fue condenado el pasado lunes a cuatro años de trabajo correccional con internamiento por el Tribunal Provincial de Villa Clara, por un supuesto delito de hurto.

El consejo nacional del grupo emitió una declaración en la que denuncia que Alonso Pérez fue inicialmente acusado de un cargo de robo con fuerza, por el que la Fiscalía le pedía ocho años de privación de libertad.

El documento, enviado a CiberCuba por el coordinador nacional de la organización, Guillermo Fariñas, relata que todo no fue más que un montaje del Departamento de enfrentamiento a la actividad subversiva enemiga de la Seguridad del Estado.

Todo comenzó hace más de nueve meses, cuando el imputado se compró un teléfono celular y al acudir a la empresa ETECSA a activarlo, resultó que el equipo era robado.

Según el comunicado de FANTU, el activista identificó inmediatamente al ciudadano que se lo había vendido.

“Las autoridades policiales cubanas generalmente, cuando el ciudadano identifica a quién le vendió el equipo sustraído, le colocan una multa administrativa y no tiene mayores consecuencias, pero en el caso de Ariel no sucedió así”, precisa el texto.

“… al anticastrista lo citaron varias veces oficiales de la Policía Política, para proponerle convertirse en delator en la sede nacional del FANTU, donde tiene acceso”, detalló.

El juicio por estos hechos ocurrió el pasado 24 de marzo en la Sala de delitos contra la Seguridad del Estado del Popular Provincial de Villa Clara. Durante la vista oral, la persona que le vendió el teléfono sustraído, quien compareció en calidad de testigo y no como acusado, asumió su responsabilidad y dijo que el opositor no tenía nada que ver con el robo.

El pasado 18 de mayo, al darse a conocer la sentencia, la abogada de Alonso Pérez lo llamó por teléfono para comunicarle que el tribunal había sustituido el cargo de robo con fuerza por uno de hurto y lo había condenado a cuatro años de trabajo correccional con internamiento.

La letrada le expresó que apelaría la sanción ya que su representado padece VIH y no puede trabajar.

“Todas las veces que resultó invitado a actuar como infiltrado dentro del FANTU, el opositor no violento se negó a hacerlo y los oficiales de la Seguridad del Estado lo intentaron coaccionar, con ellos podían llevarlo a prisión, cuando lo determinaran. Ariel Alonso Pérez siempre les contestó, que prefería ir preso que ser chivato para ellos”, concluye la declaración.

Hace menos de un mes otros dos activistas de la organización opositora fueron juzgados en Villa Clara por un presunto delito de desacato a las autoridades.

Juan Galbán Hernández y Yampiel Bernal Ampudia fueron sometidos a un juicio sumario por criticar la respuesta del gobierno a la crisis del coronavirus. El pasado 24 de abril fueron sentenciados a 12 y 10 meses de privación de libertad, respectivamente. Ahora cumplen su pena en la prisión provincial La Pendiente, en la ciudad de Santa Clara.

Archivado en:

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985