Afectada por el tornado de Maisí Foto © Captura de video de YouTube

Cubana describe el tornado de Maisí: “Sentí que el mundo se estaba acabando”

Una vecina del Charrasco, localidad situada en el municipio guantanamero de Maisí, describió lo que sucedió el pasado domingo cuando un tornado azotó la localidad, donde ocasionó afectaciones a más de 12 viviendas y a los cultivos de la zona.

“Eso fue de momento, sentí una bulla y gente por allá, como que el mundo se estaba acabando”, relató en un reportaje de Radio Baracoa.

“Empezó a tronar y el agua, pensé que eran truenos normales, y de momento veo que viene una llamarada para acá, que se revienta todo eso y los cables se reventaron. Salimos corriendo con la niña; mi mamá, que padece del corazón, salió llorando y nos metimos en la casa del frente. Cuando llegamos aquí, todo destruido”, recordó.

La mujer, que no fue identificada, detalló que el fenómeno le causó daños en el techo de su casa. Además, las camas se le mojaron y toda su ropa y la de su familia salió volando.

“Todavía estoy buscando zapatos que no aparecen, imagínate, ese aire tan fuerte de momento, todo se lo llevó”, dijo.

También sufrió perjuicios en sus sembrados.

Por su parte, el presidente del Consejo de Defensa Municipal (CDM) precisó que en el territorio se reportaron daños en 12 viviendas en total, una de ellas completamente derrumbada, y una facilidad temporal perdió el techo.

En el Charrasco, ubicado en el consejo popular Vertientes, se localizan las tierras de la Cooperativa de Crédito y Servicios (CCS) Abel Santamaría, dedicada a los cultivos varios y al café.

Allí el fenómeno atmosférico provocó daños en 2.500 plantaciones de plátanos, cinco hectáreas de café y una hectárea de ñame.

Este tornado es el cuarto de este año en Cuba. El primero de ellos ocurrió en febrero en el municipio San José de las Lajas, Mayabeque, justo frente al Instituto Nacional de Ciencias Agrícolas (INCA).

El segundo sucedió el pasado 26 de abril, en una zona conocida como el Lowrey, en el municipio Florencia, al norte de Ciego de Ávila, y causó estragos en al menos seis casas.

El más reciente tuvo lugar en mayo en la misma provincia, concretamente en la Loma de la Carolina, ubicada a unos 10 kilómetros al nordeste de la ciudad cabecera.

En ninguno de estos eventos se registraron víctimas mortales.

Archivado en:

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

 +34621383985