Yudith Leiva y su hijo Amado Luis González Leiva. Foto © Facebook / Yudith Leiva

Madre del cubano asesinado en Angola desmiente versión de los hechos dada por medios locales de ese país

Yudith Leiva, madre de Amado Luis González Leiva, el cubano asesinado en Angola en el pasado mes de mayo, ha desmentido la versión que los medios de ese país han dado sobre el fallecimiento de su hijo.

“Cubano asesinado por angoleño con quien tuvo una relación”, tituló un medio local, versión que la familia desmiente de forma rotunda.

El Servicio de Investigación Criminal (SIC) dio a conocer a finales de mayo del arresto de un ciudadano angoleño, excompañero de trabajo del fallecido, “por haber diseñado y ejecutado la muerte” de González Leiva.

“Mi hijo llevaba 8 años ahí en ese país trabajando para Unique Bacriges SA. Era una excelente persona, tenía muchos amigos, era feliz y tenía una pareja hace 4 años. Él era muy formal y en su trabajo muy responsable”, dijo Yudith Leiva en declaraciones a CiberCuba.

La madre de Amado Luis González ha añadido que su hijo fue asesinado “con la intención de robarle” y que “ese crimen no fue casual sino un crimen bien planificado”. Reconoce que González Leiva conocía al que luego se acabó convirtiendo en su asesino, pero asegura que no mantenía una relación con él.

“Nunca se metió en drogas, tampoco nunca tuvo necesidad de pagarle a nadie para que estuviera con él porque era super lindo, agradable, lleno de cualidades lindas, tremendo ser humano y tenía una pareja que lo hacía muy feliz”, subraya la madre de la víctima, que se siente dolida por la versión dada por los medios de prensa angoleños a partir de declaraciones del presunto asesino.

“Esa persona que planificó el crimen ahora está difamando y desprestigiando la buena imagen que tenía mi hijo en ese país”, afirma Yudith González; y añade que la familia considera “una gran falta de respeto” la visión dada por los medios locales de Angola sobre el caso.

“No han tenido el más mínimo respeto por el dolor y la tristeza que tenemos con su pérdida”, recalca.

“Creo que si hubiera habido droga o sexo en el crimen el forense lo hubiera plasmado en el documento”, precisa Yudith González, que ha facilitado a CiberCuba el informe forense, que alude a "asfixia mecánica" como causa directa de la muerte, además de una paliza previa que habría dejado inconsciente a la víctima.

“Para mí lo más importa importante en estos momentos es que se haga justicia y que se publique lo que es, que paren con las mentiras”, concluyó la madre.

El arrestado

El 29 de mayo, el Servicio de Investigación Criminal de Luanda, a través de su departamento de investigación en la localidad de Viana, arrestó a un ciudadano de ese país, de 29 años, exempleado de la citada empresa, Unique Bacriges SA, por “cometer delitos de homicidio por asfixia, palizas y robo”.

El encausado presuntamente mató a Amado Luis González Leiva, que trabajaba como técnico informático en el circuito cerrado de televisión de esa compañía, con la complicidad de otra persona que se ha dado a la fuga.

El cubano fue encontrado sin vida en el maletero de su vehículo, un Kia Sportage, que fue abandonado en el barrio de Mutamba, municipio de Viana.

El hecho que desencadenó la muerte del ciudadano cubano habría comenzado a planearse el 19 de mayo. El testimonio que ha disgustado a la familia precisa que González Leiva fue quien “telefoneó al acusado diciéndole que se encontraría con él, en el lugar habitual (Colégio Deus da Graça)”.

El acusado habría puesto en antecedentes a su cómplice que el cubano siempre llevaba grandes sumas de dinero. Según el testimonio de los medios locales con el que la familia está en desacuerdo, cuando la víctima llegó a la escena le pidió a la persona que huía que le diera “un palo de liamba (marihuana) y ambos fumaron”.

Tras una discusión, el cubano habría sido golpeado por los otros dos hombres y abandonado sin conocimiento en su propio automóvil, encerrado en el maletero.

Las autoridades indicaron que los asesinos robaron 200 mil Kz (unos 341 dólares), dos teléfonos móviles (Iphone y Samsung), cinco tarjetas de crédito, una computadora portátil y un reloj.

El acusado se quedó con dos tarjetas, de las cuales recaudó 95.000 Kz (unos 162 dólares), transfirió otras 100 mil (unos 170 dólares) y el resto de las cantidades se gastaron en alimentos. Los otros artículos robados estarían en poder del cómplice que se encuentra fugitivo de la justicia.

El cuerpo de Amado Luis González Leiva fue cremado y sus restos mortales se encuentran en proceso de ser repatriados a Cuba.

Archivado en:

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

 +34621383985